Aumento de senos

female-body-1390657_1280

El aumento del pecho es indudablemente una de las operaciones de cirugía estética más solicitadas en todo el mundo. Son muchas las mujeres que no están contentas con el aspecto físico general de su busto. Y es que el pecho juega un papel trascendental en la imagen que la mujer tiene de sí misma, pudiendo aumentar o disminuir su autoestima en función de la importancia que le otorgue al aspecto y tamaño del mismo.

No en vano, son muchas las mujeres que se someten a este tipo de operaciones quirúrgicas porque el pecho es uno de los mayores símbolos de feminismo, sensualidad y sexualidad de la mujer. En este post vamos a ver en qué consiste exactamente un aumento de senos y los tipos que existen.

Nos hemos puesto en contacto con una importante clínica de cirugía estética en Barcelona y desde el Instituto de cirugía plástica Dr. Fabrizio Moscatiello nos han atendido y respondido a todas nuestras preguntas. A continuación pasamos a comentar los diferentes tipos de aumento de mamas que nos podemos encontrar en la actualidad.

El aumento de senos, como su propio nombre indica, es el procedimiento quirúrgico cuyo objetivo es aumentar el tamaño de los pechos de la mujer, pero que también aumenta su confianza en sí misma y mejore su autoestima. Se puede hacer principalmente a través de dos procedimientos: mediante el implante de una prótesis o con grasa propia.

1) Los implantes de prótesis: las prótesis suelen ser de silicona, ya que es el material más idóneo y que mejor se adapta a las necesidades de las pacientes. Pueden ser redondas o con forma de gota, siendo esta segunda alternativa la que deja un resultado más natural. Se trata de una intervención quirúrgica que ofrece resultados increíbles.

2) Aumento del pecho con grasa propia: este procedimiento está a su vez dividido en dos partes. En la primera de ellas se hace una pequeña liposucción en las zonas elegidas por la paciente, siendo las más habituales los muslos, el abdomen y las caderas. En la segunda etapa, se inyecta esta grasa extraída en los senos con un cuidado máximo, y facilitando la integración y el crecimiento de las células grasas en los tejidos mamarios.

En cuanto al preoperatorio, es importante que la paciente no fume ni beba alcohol durante al menos quince días antes de la operación, y recomendable tampoco hacerlo después de la cirugía. También lo es que deje todo bien preparado en casa para su vuelta tras la operación, ya que cuando vuelva a casa tendrá poca movilidad durante unos días.

Después de la operación, la paciente pasará una noche en el hospital y volverá al día siguiente a casa, por lo que es crucial que vaya acompañada para que puedan ayudarle. Durante los primeros días, la movilidad debe ser mínima, y sobre todo es muy importante que no realice movimientos bruscos y que no levante los brazos por encima de la cabeza, ya que puede sentir mucho dolor. Lo más aconsejable es atenerse a las indicaciones del cirujano plástico responsable de la operación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *