Consejos para elegir un zapato cómodo

Es indudable que lo más importante de nuestro calzado debe ser su comodidad. Esta verdad universal, parece una obviedad, pero no lo es.

Pongamos de ejemplo una situación que nos ha pasado a todos alguna vez. Hemos visto alguna vez en algún escaparate unos preciosos zapatos que, a pesar de probarlos en la tienda y comprobar que nos hacían daño al caminar, han acabado en nuestro hogar con la feliz idea de amoldarlos para que no nos duelan. Este es uno de esos errores que debemos evitar, ya que un buen calzado nunca debe molestarnos, ni siquiera cuando los probamos en la tienda, ya que, si solo con ese pequeño paseo no nos hemos sentido cómodos, podemos imaginarnos lo que pasará si deseamos asistir a algún evento con ellos.

En el siguiente articulo vamos a ofrecer algunos consejos para la elección de un calzado cómodo.

Elige el momento

Lo primero que debemos cuestionarnos es para qué vamos a utilizar ese calzado, ya que dependiendo de la actividad que vayamos a realizar, puede sernos más útil un calzado u otro.

Para la práctica de algún deporte, normalmente buscaremos comodidad extrema, pero la comodidad no la da solo el calzado, ya que debemos mirar el tipo de suela, para que se agarre bien al suelo, también la amortiguación, si se trata de un deporte de impacto, o tener muy en cuenta la sujeción del pie, por lo que no debemos de tratar de buscar un zapato todoterreno, debemos elegir uno concreto para cada disciplina.

Si lo que buscas es un calzado para el trabajo, normalmente necesitaras un calzado más formal. Si eres mujer, un zapato con un poco de cuña o tacón serán una muy buena opción si trabajas muchas horas de pie, para cuidar tu espalda. Y si eres hombre, los modelos más clásicos, como los Oxford, poseen una forma bastante elegante y cómoda para un largo día de trabajo.

Por otro lado, tenemos los zapatos para ocasiones especiales, estos son los que normalmente nos hacen dudar más entre elegir la comodidad o el diseño, pero hoy en día no debemos elegir, debemos buscar un calzado que realmente nos ofrezca estas dos características, siempre buscando un aspecto formal, con tacón alto para la mujer y un buen zapato de salón para el caballero.

Presta atención a los materiales

Aunque cada vez es una práctica más común, aún hay muchas personas que no prestan atención a los materiales de su calzado. El material es uno de los aspectos que más va a determinar la comodidad del calzado.

Es muy importante mirar la composición de la suela, buscando materiales adherentes, que eviten que podamos resbalarnos. Por ello, son aconsejables las suelas de goma, suelas que consiguen una gran sujeción y un paso seguro. También debemos dar la importancia que se merece al material interior, aconsejándose la piel, ya que permite la transpiración, evitando que se sude demasiado y consiguiendo que nuestro pie esté saludable, cómodo y fresco.

El material exterior no tiene que ser de piel. Actualmente hay muchos materiales que pueden ofrecernos un aspecto elegante y unas características similares a las de la piel, pero sí debemos buscar un material de calidad, ya que si no es así nuestro calzado tardará muy poco en parecer viejo y desgastado.

Invierte en calidad

Después de aclarar estas dos premisas, no es ninguna novedad decir que lo barato a veces sale caro. Comprar un calzado de calidad no es un gasto, es una inversión. Para realizar un zapato de calidad se utilizan materiales de calidad, y los diseños que realizan se basan en la anatomía del pie, consiguiendo mayor comodidad en la pisada y que el pie no sufra tanto.

No podemos negar que la industria del calzado debe estar apegada a la moda en todo momento, pero hay muchas firmas que solo se centran en el diseño y se olvidan de la comodidad y de los materiales. Por eso, los animamos a que sean consumidores responsables y que valoren un trabajo bien hecho.

Un ejemplo de equilibrio entre todas las variantes comentadas, diseño, comodidad y calidad, la encontramos en la marca valverdeña José de Mora, como podrá observar en su página web. https://www.josedemora.com/