Manchas en las axilas, encuentra la solución

Según avanzamos en edad, muchas mujeres comprobamos cómo en nuestras axilas van apareciendo una serie de manchas negras que nos resultan incómodas sobre todo en la temporada de verano, cuando al usar tirantes, quedan a la vista de todos.

Esta piel es muy sensible y sufre continuos daños (entre depilaciones, uso de desodorantes con alcohol, los antitranspirantes, los perfumes…). Pero si todavía no tienes ninguna muestra de manchas en tu axila, sigue algunas recomendaciones que si bien no te aseguran su no aparición, sí pueden ayudarte a retrasarlo. Evita usar ropas ajustadas y de nylon. Causan más fricción y puede ser una de las causas que fomenten la llegada de las manchas. O bien para la depilación, elige la opción de la depilación con cremas o rasurada, siempre que el pelo esté bien crecidito.

Pero ahora bien, si estos consejos vienen demasiado tarde y ya las manchas están en tus axilas, sólo tienes que seguir algunas recomendaciones para hacer que al menos queden más disimuladas. Elabora tus propios remedios caseros y verás cómo van desapareciendo.

  1. Coge agua oxigenada y aplícalo todas las noches durante 20 días sobre la mancha.  A la mañana siguiente límpiate con ácido bórico (podrás encontrarlo en cualquier farmacia e incluso en algunos supermercados). No te apliques desodorante en el periodo de tiempo que dure este autotratamiento.
  2. Otro consejo también para las noches es rociar tu axila con zumo de limón por las noches. También puedes alternarlo con bicarbonato.
  3. Puedes crear tu propia crema para las manchas. ¿Cómo? Muy sencillo. Mezcla el jugo del pepino (puedes extraerlo de la licuadora) con dos gotitas de limón y una pizca de azafrán o curry. Aplícate esta crema sobre la axila una vez cada tres días. No te asustes si aparecen en tu axila pequeñas manchas amarillas, límpialas con leche o yougurt natural.
  4. Otro consejo sencillo y que haces sin darte cuenta es la exfoliación. En cada baño que realices aplica con una esponja natural jabón neutro. También es útil que apliques cremas exfoliantes después del baño.
  5. Otra crema casera que podrás preparar tú misma es la siguiente. Coge una taza y media de leche, una cucharada de miel y otra de fécula de maíz. Mézclalos en frío y después caliéntalos para que se cree una papilla. Cuando se enfríe aplícalo sobre las axilas durante 15 minutos y repite este procedimiento dos veces por semana. Verás cómo notarás cambios.

Son muchos los remedios caseros que puedes aplicar sobre ellas para hacer que desaparezcan, aunque lo mejor será que tomes medidas antes de que aparezcan.

Hidrata tus labios con la llegada del frío

Uno de los principales problemas que ocasiona la entrada del otoño y del invierno, con las lluvias y la bajada de temperaturas, además de los resfriados, son las heridas y gritas en nuestros labios.

Esta zona de nuestro cuerpo es más sensible a los cambios metereológicos y suelen sufrir estos achaques que pueden tener una peor repercusión para las zonas que los rodean y el interior de nuestra boca, como la aparición de bacterias o llagas que dificulten la segregación de saliva y cause daños mayores.

Sí aún no hemos padecido este problema, estamos a tiempo de evitarlo siguiendo las recomendaciones que te damos.

Por ejemplo, cuando nos maquillamos pensamos que pintar nuestros labios les protegerán de cualquier daño externo, pero estamos equivocadas, si queremos que así sea debemos utilizar una base labial que tenga protección solar. Existen muchos cosméticos labiales que poseen una protección solar del 15 además de mostrar los colores más bonitos y mas a la última tu boca quedará protegida de los rayos del sol que en esta zona inciden más al carecer de melanina.

También debemos tener cuidado con nuestra pasta de dientes, en ocasiones pensamos que las grietas se deben al frío, pero puede ocurrir que nos causen reacción alérgica, por ello debemos dejar de utilizarla. Si no encontramos alguna que nos vaya bien, podemos utilizar bicarbonato para lavar los dientes, alternando su uso, ya que es un limpiador muy fuerte y puede dañarnos el esmalte si abusamos de él.

El cuidado de nuestra alimentación es esencial, ya que somos lo que comemos, en ocasiones las grietas en los labios pueden deberse a una carencia de vitamina B ó hierro, por eso la ingesta de alimentos que contengan estos nutrientes ayudarán a que no tengamos que sufrirlas.

Evitar fumar y comidas como la pimienta o la mostaza también será idóneo para no tener que sufrir este daño.

En el caso de que nuestros labios ya estén sufriendo las inclemencias del tiempo o de una mala alimentación podemos recurrir al oro líquido.

El aceite de oliva posee propiedades hidratantes que tienen una reacción espectacular en nuestro cuerpo, antes de acostarnos, podemos humedecer un algodón con aceite de oliva y aplicarlo sobre nuestros labios. Los resultados se reflejarán en pocos días.

Podemos fabricar una crema labial hidratante a base de cera de abejas y aceite de almendras. En un primer lugar debemos calentar la cera en un recipiente para posteriormente mezclarla con el aceite. Lo dejaremos enfriar y obtendremos una crema que podremos aplicar siempre que notemos los labios resecos.

Un remedio algo más enfarragoso es el de utilizar manteca de cerdo, durante tres veces al día aplicaremos la grasa de la manteca sobre nuestros labios. Rápidamente podremos observar como las grietas desaparecen y nuestros labios recuperan el aspecto saludable además de una sensación de mayor voluminosidad.

Olvídate de las ojeras

Por cansancio, por estrés ó por genética podemos mostrar en nuestro rostro, las tan antiestéticas ojeras.

Esa coloración más oscura debajo de nuestros ojos o incluso en la parte superior del párpado da un aspecto poco saludable e incluso demacrado a nuestra cara, dibujando una mirada triste y perdida.

Sí aun no las tienes, te damos algunos consejos para evitar que sean visibles.

Por ejemplo, tener una dieta en la que los aportes de vitaminas A, B y C, el zinc, el calcio y el fósforo sean esenciales, ya que ayudan a la hidratación y rejuvenecimiento de nuestra piel. Algunos de los alimentos a los que podemos recurrir para ello son las espinacas, zanahorias, tomates, soja, cereales integrales…

Descansar y dormir las horas necesarias es fundamental para evitar su aparición.

La exposición al sol es otra causa que origina que esta zona de la piel sufra alteraciones, por ello, debemos evitar tomar el sol en las horas puntas así como proteger esta zona con un protector solar, durante todo el año.

Sí se toman ciertos medicamentos como los antidepresivos, que son fotosensibilizantes, también debemos evitar la exposición al sol ya que la piel es más sensible al sol.

Evitar golpes y frotar esa zona es recomendable, ya que la dermis es más fina y los vasos sanguíneos que la componen tienden a romperse.

En el caso de que las padezcas, existen multitud de plantas que te ayudaran a eliminarlas progresivamente. La Fitoterapia es un tratamiento realizado mediante hierbas y hortalizas que ayudan a blanquear y reducir la hinchazón de las ojeras sin necesidad de recurrir al láser o a la cirugía.

Sí queremos blanquear la zona, utilizando perejil o el zumo del limón o la rayadura de zanahoria podremos notar los efectos. En el caso del limón deberemos aplicar unas gotas de su zumo en la zona de forma diaria, mientras que con el perejil y la zanahoria deberemos preparar una pasta que dejaremos sobre esta zona 15 minutos para posteriormente lavarnos con agua muy fría.

Sí nuestro problema esta más relacionado con la hinchazón deberemos recurrir a las infusiones de té ó manzanilla. Aplicándolas con una gasa sobre la zona durante 15 minutos diariamente, antes de ir a dormir favoreceremos a que la zona inflamada baje.

También podemos aplicar aceite de almendras sobre este área ya que tiene propiedades que relajan la zona.

El pepino y la patata, cortados en rodajas y puestos sobre esta zona durante diez minutos diariamente ayudan a la desinflamación de los párpados.

La Mejorana ó Origanum Mejorana se utiliza para este problema, machacando unas hojas y mezclándolas con miel, obtendremos una pasta que deberemos aplicar en esta zona durante diez minutos para posteriormente aclarar con abundante agua fría.

El uso continuado de estos remedios ayudaran a la atenuación e incluso eliminación de las tan antiestéticas ojeras y te proporcionarán un aspecto más brillante a tu rostro.