Conoce las técnicas para aumentar el volumen de tus labios

El sueño de muchas mujeres es el de poseer unos labios carnosos y voluminosos que poder darles color y enmarquen nuestra sonrisa como si la de una actriz de cine se tratase.

Esta parte del rostro es de las que más llaman la atención de todo aquel que se dirige a nosotros.

Icono de muchos grupos y referencia de miles de acciones que evocan sensualidad, las operaciones labiales y la utilización de cosméticos para poder conseguir esa forma o volumen deseados, son de las más demandadas en el mundo de la cirugía estética.

Muchos especialistas afirman que tienen clientas que llegan a sus consultas con las fotos de actrices como Angelina Jolie o Scarlette Johansson para que les practiquen la operación que les haga conseguir esos labios.

Sí aun no te decides por una intervención, existen otras técnicas con las que poder aumentar el volumen o darle forma a tus labios.

La utilización del ácido hialurónico es una de las técnicas más utilizadas, este gel especial, compuesto por un polisacárido natural que poseemos en la piel se inyecta en pequeñas cantidades en las pequeñas grietas que presenta la piel de los labios. Los resultados son duraderos y no requiere hospitalización médica ni post operatorio.

Sí queremos tener un aumento pero de manera temporal, debemos recurrir al colágeno. Puede ser de dos tipos, el humano ó el bovino. Los efectos suelen durar, entre los seis y doce meses y se inyecta la cantidad dependiendo del tiempo que queremos que duren sus efectos.

Sí estamos totalmente decididas a cambiar nuestra imagen, la cirugía definitiva hará que nuestros labios cambien para siempre.

Como regla general este aumento consiste en la implantación de un relleno que puede ser silicona o la propia grasa del paciente.

En el caso de optar por esta segunda opción, el paciente deberá someterse a otra intervención en la que se le retirará la grasa, normalmente de las nalgas aunque puede ser otro lugar donde tenga zonas adiposas. Tras el tratamiento de esta grasa, se preparará y se le inyectará al paciente en zonas estratégicas del labio.

La tolerancia a este tratamiento es efectiva casi al 100% ya que la grasa es propia de la persona receptora. La duración de este aumento es de varios años, aunque, como en todas las operaciones siempre viene bien algún retoque para mantener la firmeza del primer momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *