Consejos para tener un cabello sano

Es posible que algunas personas no sepan que el pelo está asociado al estado de los riñones y que supone una extensión del sistema nervioso. El cabello está compuesto por queratina, proteínas, aceites, silicio y tejido muscular, y su función es puramente biológica, pues nos protege del frío y el sol. Si deseas presumir de cabello, es necesario dedicarle algo de tiempo y proporcionarle ciertos cuidados. Su exposición a numerosos factores externos lo puede debilitar e incluso dañar, de ahí que existan diversas opciones naturales para cuidar su salud. Toma buena nota de los siguientes consejos y haz que luzca suave, hermoso y con brillo.

Recomendaciones generales para el cuidado del cabello

Para cuidar tu pelo es conveniente que añadas a tu rutina diaria ciertos hábitos para así proporcionarle altas dosis de hidratación y salud. Cepillar el pelo cada día es una de las cosas que no debes dejar de hacer. Este simple gesto estimula efectivamente la circulación sanguínea en el cuero cabelludo, aumentando la salud de tu cabello y haciendo que crezca más. El agua caliente no es su aliado y utilizarlo a menudo puede debilitarlo mucho. Para evitar que el pelo se quede seco y sin brillo, es importante enjuagarlo con agua fría o al menos agua templada en invierno para sellar la cutículas, así lucirá más sedoso. El calor excesivo reseca el cuero cabelludo y, tal y como sucedía en el caso anterior, el cabello pierde fuerza y brillo. No es conveniente abusar de ciertos productos domésticos como secadoras, planchas o pinzas, porque a la larga frenan su crecimiento y lo dejan sin vida. Lo ideal es reducir su uso y aplicarlos tras llevar a cabo un tratamiento hidratante. Los nudos en el cabello pueden aparecer de forma recurrente, pero hay que tener paciencia y no deshacerlos de forma brusca y acelerada. Un truco consiste en utilizar aceite de coco o jojoba para desenredar el cabello de forma sencilla y rápida. Las puntas del cabello, al sufrir sequedad, se van quebrando con el tiempo. Esto repercute en el resto del cabello, haciendo que se vea mucho menos saludable. De ese modo, los expertos en la salud el cabello recomiendan cortar las puntas al menos una vez cada dos meses. La alimentación también influye, de hecho, ejerce un papel fundamental en la salud del cabello. Llevar una dieta saludable a base de verduras, pescado, frutos secos, frutas, agua y productos lácteos aporta los nutrientes que necesita.

Tratamientos basados en productos profesionales de peluquería

Los productos de peluquería son diferentes a los adquiridos en otros establecimientos como supermercados y eso se nota. Sus fijadores, acondicionadores, mascarillas, cremas o champús poseen mayor concentración de principios activos, lo que contribuye a la salud capilar. Cada cabello tiene sus particularidades y, por tanto, unas necesidades concretas. Estos productos con marcas tan conocidas a nivel mundial como Revlon o Schwarzkopf lanzan al mercado diferentes tintes, champús o aceites adaptados a los diferentes tipos de cabello. Algo que no sucede con los artículos vendidos en supermercados que, en vez de amoldarse a las necesidades de cada consumidor, van dirigidos al público en general.

cabello-sano (1)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *