Conserva el moreno conseguido en el verano

Una de las características que más nos atraen del verano, además de las deseadas vacaciones es conseguir esa tez morena que tanto nos C2090-611 favorece.

Al igual que el fin de las vacaciones, el tono conseguido tomando el sol, también llega a su fin, pero no debes preocuparte por ello, ya que existe solución para mantener un tono de piel tostado sin necesidad de vivir bajo los rayos del sol y exponer nuestra piel a daños externos.

Los autobronceadores se proponen como alternativa a este problema, tanto para ellos como para ellas, estas cremas permiten mantener un tono dorado, siempre que los utilices de forma correcta y sean de buena calidad.

C2090-612

La exposición de nuestra piel al sol hace que esta envejezca de forma prematura ya que se reducen los niveles de colágeno provocando arrugas así como la hiperpigmentación.

Existe un programa para broncear la piel en cinco minutos sin necesidad de exponerla a la radiación ultravioleta, y se conoce como DHA.

DHA, extracto natural, es el principio activo bronceador más utilizado, es un polvo blanco y cristalino que se extrae de la caña de azúcar y que en contacto con la piel se vuelve naranja, pero actualmente se consiguen colores más dorados y naturales para aplicar sobre ella.

Es el resultado de una reacción química que se conoce como reacción de Maillard entre DHA y los aminoácidos de los corneocitos de la piel. Esta reacción da como resultado unas sustancias coloreadas que se conocen como melanoides que nos protegen de la radiación. La reacción de Maillard transcurre durante 6 horas

 Esta reacción se produce en la superficie de la piel, en la capa córnea y el resultado permanece durante 5 o 7 días y desaparece progresivamente. En una sesión se adquiere el tono deseado y el precio ronda entre los 30 y 40 euros dependiendo del establecimiento.

Antes de acudir a realizar este tratamiento se recomienda hacer una exfoliación en casa y no echarnos crema hidratante ya que el autobronceador no penetraría en la capa superior que es en la que realiza el efecto de pigmentación.

Siempre hay que seguir un orden de aplicación, sin aplicarlo en las plantas de los pies ni de las manos, se comienza desde los tobillos y vamos subiendo en orden hasta la parte superior de la cabeza.

Dejar secar el producto es clave para que se consiga el tono uniforme por todo el cuerpo ya que si nos vestimos unas zonas quedaran más o menos impregnadas de la loción autobonceadora y el efecto natural no existirá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *