Cuida tus uñas con un sencillo tratamiento

La utilización de productos químicos alterados, malos cosméticos, esmaltes o quitaesmaltes de poca calidad, sumado a una mala alimentación, puede hacer que las uñas se debiliten, se quiebren y tengan una apariencia estética desagradable.

Para poner remedio a esta situación, será mejor que te hagas con un buen kit de productos de calidad para que tus uñas retomen la fortaleza que han perdido.

En primer lugar consigue un reparador y aplícalo sobre las uñas completamente limpias y libres de esmalte. Con un algodón repite la acción por los 10 dedos. Cuando hayas terminado, déjalas secar durante unos minutos y vuelve a hacer lo mismo en otras dos o tres ocasiones. Recuerda que no podrás aplicar esmalte hasta que no hayas terminado por completo con el tratamiento.

EndurecedorA continuación aplica junto al reparador el endurecedor, que fortalecerá tus uñas previniéndolas de rupturas. ¿Cómo se hace? Una vez repetido el paso anterior en dos ocasiones, coge tu endurecedor y aplica una primera capa sobre todos los dedos, dejándola secar para después continuar con una segunda. Con estos dos sencillos consejos verás como tus uñas irán cogiendo fuerza poco a poco y cada vez se te romperán menos.

Reparador de cutículasPero si quieres aplicarles más tratamientos, no dejes de leer, toma nota. Hay ocasiones en las que las cutículas están dañadas o inflamadas. Para este caso hay un remedio muy efectivo que lo puedes conseguir en tu propia casa: una cucharada de aceite mezclado con cuatro gotas de zumo de limón. Aplícalo durante dos semanas. Sólo tienes que extenderlo por la uña con masajes circulares hasta que veas que con los días la inflamación va disminuyendo.

Debes continuar con el tratamiento de recuperación de la fortaleza durante dos meses. Meses en los que también deberás atender al crecimiento. Intenta que desde el final de la uña hasta la línea amarilla no haya más de dos milímetros.

En estas ocho semanas de tratamiento evita pintar tus uñas con esmaltes y mucho menos si lo haces, aplicar quitaesmaltes. De nada te habrá servido que durante unos meses hayas estado tratándolas si finalmente no sigues los últimos consejos.

Si sigues el paso a paso que te hemos mostrado, verás como en poco tiempo obtendrás los resulta que estabas esperando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *