Depilación láser: la reina de los métodos de depilación

Mujeres y hombres estamos en guerra permanente con el vello. Piernas, brazos, axilas… eliminar todo su rastro es una lucha en la que no vale todo.

De entre todos los métodos que existen vamos a hacer una pequeña comparativa para ver cuales son los pros y los contras de cada uno para intentar quedarnos con el más eficiente (aunque ya os adelantamos que nuestro método ganador ha sido la depilación láser).

Depilación láser

Es el método de depilación definitivo, puede aplicarse en cualquier parte del cuerpo y, con sólo unas cuantas sesiones, supone la eliminación del 90% del vello.

Es cierto que se trata de un método progresivo y que durante las primera sesiones el pelo sigue apareciendo, pero cada vez lo hace en menor cantidad y de un modo mucho más débil.

Otra de las ventajas es que la depilación láser es un método inocuo siempre que se haga a manos de un profesional. Puede comportar una leve molestia con las pulsaciones de lus, pero las máquinas que se utilizan en los centros de estética de primer nivel suelen incorporar un mecanismo que refrigera la piel y alivia esa sensación casi al instante. Hemos insistido bastante en la importancia de la calidad y profesionalidad del lugar donde se realice el tratamiento, pero es que una mala elección puede acabar con un mal resultado general y con una sensación desagradable. Nosotros te recomendamos que te informes en un centro como los de Sanitas, que ofrecen toda garantía

Depilación con cera

Dentro de los métodos más comunes, nuestro segundo clasificado es el basado en uso de ceras. Lo es debido a la duración en el tiempo de la depilación que puede ser de unas 3 semanas aproximadamente.

Las principales contras son, sin duda, la incomodidad que supone y que resulta un tanto dolorosa (para algunas personas incluso bastante). Además, aunque se puede realizar en casa, lo ideal sería hacerlo por un especialista con lo que eso conlleva de desplazamientos y costes asociados.

Depilación con cuchilla

Es lo más rápido, sin lugar a dudas esa es su principal ventaja. Sin embargo no deja de ser un tanto incómodo, especialmente en las zonas más delicadas como pueden ser las ingles o  el pubis. Las cuchillas siempre entrañan cierto riesgo de irritaciones y pequeños cortes que son susceptibles de infectarse.

Otra circunstancia a tener en cuenta es la duración de la depilación con cuchilla es que el acabado no dura más de 3 o 4 días (siempre dependiendo de la cantidad de vello de cada uno)

Depilación con máquina eléctrica

Muy parecido a hacerlo con cuchilla, el vello se arranca o se corta dependiendo del tipo de maquinilla utilizada.

Es un método rápido y limpio, pero también supone problemas, el principal: que la duración es muy limitada y que el crecimiento es incómodo y punzante.

Depilación con crema depilatoria

En cuanto al acabado y duración del mismo no hay mucha diferencia con el afeitado a cuchilla.

A su favor hay que decir que la aplicación es realmente cómoda y rápida (algunas incluso se puede realizar en la ducha)

Los principales problemas que puede acarrear el uso de cremas depilatorias son posibles reacciones alérgicas. Al mismo tiempo tenemos el problema de lo efímero del resultado de esta técnica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *