Desmaquíllate según tu tipo de piel

Nuestra rutina de belleza está marcada por unas directrices con las que debemos ser constantes si queremos lucir nuestra mejor cara por muchos años.  El maquillaje es una de las rutinas diarias más entretenidas del día, pues la mayoría de nosotras disfrutamos frente al espejo sacando el máximo partido a nuestra belleza.  Pero este proceso que se inicia al principio del día, debe desaparecer por la noche.  Cuando llega el momento de desmaquillarnos, la pereza se apodera de nosotras y restamos importancia a este paso tan importante optando por la vía rápida: las toallitas.  Desmaquillarse no sólo se trata de una cuestión estética sino de lucir una piel sana y radiante, evitando la pronta aparición de arrugas y líneas de expresión.

DesmaquillarseComo bien sabemos, el maquillaje obstruye los poros de la piel favoreciendo la aparición del acné y de los incómodos puntos negros, impidiendo la regeneración de la piel que pide a gritos un respiro.  Y este respiro sólo se lo damos si incluimos en nuestros hábitos de belleza un desmaquillante adecuado para nuestro tipo de piel gracias a la extensa variedad de productos que existen en el mercado dispuestos a cuidar y proteger nuestra piel.

Para las pieles grasas, la opción más acertada es utilizar productos que eliminen el exceso de grasa: agua micelar, gel desmaquillante y por último el tónico facial para cerrar los poros impidiendo que se acumulen residuos.

Los productos cremosos e hidratantes, como la leche limpiadora y aceites nutritivos, aportan un extra de hidratación a las pieles secas y eliminan la sensación de tirantez tan característica de este tipo de pieles.

En las pieles sensibles es necesario utilizar productos hipoalargénicos o desmaquillantes naturales que no contengan ningún ingrediente químico para así evitar cualquier tipo de irritación en la piel o en los ojos.

Los ojos es una de las zonas más delicadas a la que debemos prestar especial cuidado a la hora de desmaquillarnos.  Es recomendable utilizar productos específicos para esta zona, pues el maquillaje que empleamos (máscara de pestañas, eyeliner, sombras) suele ser irresistible al agua.  Usar productos oleosos es la mejor opción para conseguir una limpieza completa y evitará que amanezcamos con el maquillaje aún presente.desmaquillante

Este proceso no se completa sin una buena aplicación del desmaquillante.  Un masaje circular favorece la circulación a la vez que estiramos la piel para evitar la aparición de arrugas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *