El maquillaje permanente: Micropigmentación

¿Nunca sales de casa sin haberte pintado los ojos o los labios? ¿Siempre dedicas mucho tiempo a maquillarte y estas cansada de hacerlo pero no te ves sin pintura?

Pues puedes olvidarte de todo esto con la Micropigmentación.

Existen diversas técnicas con las que conseguir encuadrar tu mirada de una manera permanente, con la micropigmentacion de parpados se consigue realzar los parpados creando un efecto de pestañas más pobladas. Este proceso consiste en trazar una línea semipermanente, que tiene una duración de entre 2 y 3 años, sobre el ojo delineado, dándole la forma que nos gusta con el color que elijamos.

Siempre elegiremos el ancho y largo con el que estemos cómodos, y con el consejo del especialista que nos realizará la acción. El tratamiento dura una hora, en un primer lugar se coloca la crema anestésica durante 20 minutos y después son unos 15 minutos en micropigmentar cada ojo, después habrá que aplicar una crema calmante y aplicar frio de manera local para bajar la hinchazón.

En el caso de los labios, este tipo de micropigmentación se realiza para rediseñar, unificar e incluso potenciar el color de nuestros labios. No sólo se maquilla el labio, ya que este tratamiento hecho por un buen profesional puede agrandar el tamaño de los mismos, dar la sensación de mayor volumen, así como corregir asimetrías sin tener que pasar por el quirófano.

La sesión dura una hora, utilizando crema anestésica y los resultados perduran unos dos años.

Lo más importante en este proceso es el diseño previo de lo que queremos obtener en nuestra piel, por eso el consenso entre el paciente y el especialista es esencial para que el resultado final sea el idóneo.

El precio de un tratamiento de micropigmentación depende del establecimiento. En labios, ojos y cejas oscila entre los 300 y 500 euros.

La micro es un tratamiento temporal, ya que los pigmentos implantados se van reabsorbiendo.  Su permanencia está entre dos y cuatro años, como os hemos dicho antes, pero dependiendo del tipo de piel, los cosméticos que se utilicen habitualmente e incluso del tono que hayamos elegido para nuestro tratamiento tendrá mayor o menor duración.

Esta técnica es cada vez más demandada por mujeres que han sufrido un cáncer de mama, ya que la micropigmentación aplicada a la reconstrucción mamaria consigue disimular perfectamente  las consecuencias estéticas de esta enfermedad. De este modo, se pueden crear los efectos cromáticos necesarios para conseguir un acabado lo más natural posible en la areola.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *