Errores típicos a la hora de maquillarse

Cuando las mujeres se maquillan lo hacen para tapar imperfecciones y sentirse más guapas. Pero a veces, un mal uso puede provocar el efecto contrario: parecer mayores. Por eso desde aquí vamos a dar algunos consejos para evitar que ocurra esto.

Para empezar, tanto mujeres jóvenes como mayores deben evitar abusar de la base del maquillaje y que la que utilicemos sea muy similar al color de nuestra piel. Aplicar más base de la necesaria provocará el efecto contrario al que estamos buscando: se acentuarán aún más las imperfecciones de la piel y las arrugas. Para evitar esto, lo mejor es utilizar cremas poco compactas, es decir, en la medida de lo posible acudir a los productos líquidos. Eso sí, sean lociones líquidas o espesas, antes de aplicarlas sobre la piel, es necesaria una crema hidratante previa para que se conserve mejor el maquillaje.

Otro punto importante a la hora de maquillarnos es la sombra de ojos. La mirada será más joven con un toque muy simple sobre los párpados. Aunque también es necesario contemplar el color del ojo para aplicar el que más nos favorezca. Por ejemplo, las pupilas azules lo mejor es apostar por tonos grises, malvas, rosas, dorados o cualquier tipo de bronce. Los ojos verdes serán más jóvenes si se utiliza colores marrones, púrpuras o violetas. Y para el tradicional ojo marrón de la mujer española, lo mejor es utilizar tonos verdes, cobre, bronce o beige.

Para las patas de gallo y las arrugas que nacen en el párpado inferior, los expertos recomiendan aplicar un corrector líquido, evitando así las cremas compactas que el único efecto que provoca en los ojos es el de aumentar esas pequeñas imperfecciones que van surgiendo con el paso de los años.

En cuanto al rimel, ocurre lo mismo que con la base de maquillaje. Lo mejor es aplicar en pequeñas proporciones para evitar la sensación de pestañas muy compactas unidas demasiado las unas a las otras. Y para las mujeres que sufran de bolsas y ojeras, es recomendable que esta máscara de pestañas se aplique sólo en las pestañas superiores.

El colorete también puede suponer un envejecimiento exagerado en las mujeres si no se usa correctamente. Lo mejor es aplicar un tono suave y sin recalcar demasiado nuestros pómulos para así evitar que las facciones pasen de marcarse levemente a embrutecerse.

Un último consejo recala sobre los labios. Debemos evitar acudir a tonos oscuros. Lo mejor es apostar por colores claros similares al de nuestros labios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *