Este otoño esconde tu frente porque regresa el flequillo

Las últimas tendencias en cuanto al moldeado de nuestro pelo nos hacían retirar la melena del rostro y dejar que nuestros ojos pudiesen tener una panorámica completa de todo lo que tuviésemos que ver.

Las melenas largas, con cortes rectos y sin peinar han estado causando sensación entre todas las cabezas femeninas desde que en la pasarela del invierno pasado los modistos se inclinasen por esta tendencia que iba acompañada de flequillos largos que apenas se disimulaban del resto del corte, la raya en medio y los recogidos con trenzas eran el resto del conjunto que afianzaba esta moda.

Pero este año, las pasarelas de Emporio Armani, Elie Saab ó Jean Paul Gaultier han dejado claro que esa tendencia ya es agua pasada y que ahora apuestan por enmarcar los ojos bajo un flequillo que tenga forma natural, larga y desenfadada.

El flequillo puede servir para disimular una frente larga o corta, para ambos casos, con dejarlo a ras de cejas podemos solventar este pequeño defecto.

Durante este Otoño, el lema es la Naturalidad, por eso los peluqueros más consagrados como Cerdán aconsejan los flequillos degradados y los flequillos-mecha.

El primer modelo despeja el rostro y logran un efecto bohemio mientras que la segunda opción permite el fácil peinado del pelo con los dedos, son menos arriesgados y más prácticos.

El flequillo-cortina es otra modalidad idónea para todas aquellas que posean una melena brillante y en cantidad y un rostro ovalado, ya que hará sus rasgos mas alargados. También es perfecto para disimular narices grandes en rostros pequeños.

Es un flequillo muy recurrido para realizar recogidos bajos y por aquellas personas que utilizan gafas grandes. Un referente que podemos tomar son Katie Holmes ó Jessica Alba.

El flequillo recto es de los más utilizados, suele sentar bien a las personas que tienen una frente grande y su cara es ovalada ó usan gafas medianas. Un ejemplo pueden ser Mónica Belluci o Elsa Pataky.

Curvo y hacia dentro, este modelo sigue la forma del recto pero a los lados tiene algunos mechones más largos que sirven para redondear rostros alargados. Se recomienda para rostros finos y el corte debe hacerse con más cantidad de cabello para dar un aspecto tupido. Un ejemplo en el que podemos observarlo es en la figura de Liv Tyler.

El modelo recto y alargado es el perfecto para convertir un rostro con facciones cuadradas en uno ovalado. Se corta de sien a sien y para suavizarlo se descarga algo de los lados. Un ejemplo de este corte lo encontramos en Kim Kardashian.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *