Haz que tus tatuajes envejezcan bien

211Si bien es cierto que durante años el tener un tatuaje era algo casi exclusivamente reservados a ciertos colectivos con una no muy buena fama, en la actualidad este pensamiento ha ido modificándose con el paso del tiempo y la normalización de esta tendencia es ya una realidad plena.

Hoy en día es muy frecuente encontrarse con personas de todo tipo que lucen orgullosos calaveras, símbolos, flores y demás dibujos pintados en la piel. Da igual la edad o el trabajo que se desempeñe, ya que en muchas ocasiones la ropa de trabajo esconde esta parte de nosotros mismos en favor de dar una imagen más seria y responsable, pero afortunadamente es algo que cada vez pasa menos, y a medida que avance el tiempo se irá descartando esta mentalidad, al llegar a puestos de dirección y poder personas que el posible que tengan alguno.

Ya que en principio el tatuaje es algo que nos acompañará toda la vida, es muy importante no sólo estar seguro de lo que se desea, si no también realizar una serie de cuidados que harán que el paso del tiempo afecte lo menos posible y luzca bien aun con el paso de los años.

Atención a la higiene

Lavar bien la piel es uno de los principales cuidados que hay que realizar, siendo además algo relativamente fácil de hacer, pero que muchas veces por pereza se descuida. Algo tan sencillo como lavarse las manos antes de tocar la zona tatuada evita muchas de las posibles infecciones que podamos contraer.

Usa una crema o loción específica

Son muchas las lociones específicas para el cuidado de tatuajes, y es altamente recomendable hacerse con alguna de ellas para mejorar el cuidado de la piel, especialmente durante los primeros días en los que la piel esta mucho más sensible debido al efecto de la tinta en nuestra piel.

Usa jabón neutro

Los primeros lavados de la zona tatuada es siempre recomendable hacerlo con algún jabón neutro que no reseque la piel y mantenga el nivel de ph.

Protégete del sol

El sol es uno de los mayores enemigos que va atener que combatir nuestro tatuaje. La exposición a los rayos solares hace que la cicatriz que queda se convierta en una mancha rojiza o marrón, los colores pierdan intensidad y la lineas se difuminen un poco. Para evitar estas horribles consecuencias la solución es tan sencilla como protegerse en la medida de los posible de que el sol nos dé directamente en el tatuaje, y proteger esta parte del cuerpo con una crema solar de gran intensidad.

No dejes de cuidarlo

El último consejo es quizás el más importante, ya que muchos se esforzarán mucho los primeros días en mantener el tatuaje bien cuidado, especialmente aquellos que se tatúan por primera vez, pero es igual de común el dejar de cuidarlo con el paso de las semanas. No es necesario que los cuidados se mantengan al nivel de los primeros días, pero si es más que recomendable seguir hidratando la zona y protegiéndola del sol para lograr que el paso de los años se note lo mínimo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *