La Cultura Japonesa de moda con sus tratamientos

Cultura de tradición milenaria, actualmente se coloca como una de las guías en la realización de tratamientos estéticos.

Sin dejar de sorprendernos con sus técnicas ancestrales basadas en la combinación de la espiritualidad y el equilibrio y las más modernas técnicas occidentales hemos encontrado varios tratamientos que mejoran la calidad y elasticidad de la piel de nuestro rostro.

La mujer japonesa se ha caracterizado por la búsqueda del equilibrio entre el cuerpo y la mente, así como por la sencillez que engloba su rostro y figura.

Uno de los tratamientos más usados en la cultura del sol naciente y que ha sido exportado a Europa por sus fabulosos resultados es el de la aplicación de carbono sobre la piel, la carboxiterapia.

Este método se utiliza para mejorar la circulación y rellenar las pequeñas arrugas del rostro. La introducción de Co2 en la piel estimula la formación de colágeno y elastina además de dar una correcta oxigenación del tejido subcutáneo, se aplica en tratamientos de corrección de ojeras o de párpados caídos, aunque también se usa en tratamientos para combatir la celulitis, ya que al entrar en contacto con la grasa a través de inyecciones, los glóbulos rojos detectan una descompensación de oxigeno y dióxido entonces se genera más oxigeno y con ello una mayor oxigenación y un aumento del flujo sanguíneo y una mayor combustión de la grasas y eliminación de la celulitis.

Para todas aquellas que buscan más lujo, existe la posibilidad de realizar el tratamiento con miel y láminas de oro de 24 quilates, en este caso el tratamiento se realiza en el rostro.

Otro tratamiento que esta causando furor es el Kobido ó también conocido como el liftting sin cirugía.

Este tratamiento consiste en un masaje facial en el que a través de movimientos de percusión se trabaja de forma profunda en los meridianos y los llamados “tsubos” faciales que consiguen que se activen los nervios de esta zona y se estimule el flujo “Qi” que conseguirá el completo equilibrio entre la mente y el cuerpo, haciendo, que tras varias sesiones nuestro rostro se vea más terso y firme.

Finalmente, y no por ello menos efectivo o conocido, os presentamos la Acupuntura, este tratamiento se utiliza para la cura de muchas enfermedades y además se han descubierto propiedades que rejuvenecen y tonifican la piel. Mediante el uso de agujas de diferentes tamaños acoplándolas en la parte subcutánea de nuestra piel por todo el cuerpo y durante tiempos determinados se consiguen reacciones satisfactorias para nuestro bienestar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *