La lipólisis láser desmarca a la liposucción tradicional

Un nuevo tratamiento mínimamente invasivo que utiliza rayos láser para derretir la grasa podría reemplazar a la cirugía del abdomen o abdominoplastia, también conocida como «tummy tuck», según demuestra una investigación realizada en más de 2.000 personas, cuyos resultados se han presentado en la reunión científica anual de la Sociedad Estadounidense de Radiología Intervencionista, que se celebra en Nueva Orleans (Estados Unidos).

lipólisis láser

El láser utiliza la energía sobre la grasa sin afectar a los otros tejidos, lo que permite una recuperación más rápida que la liposucción tradicional, según ha asegurado el principal investigador Abbas Chamsuddin, autor principal del estudio y radiólogo de intervención en el Centro de Cirugía Láser y Cirugía en Atlanta, Georgia.

Además, el láser hace que el colágeno se contraiga, lo que tensa la piel, y este endurecimiento alivia el miedo a la flacidez de la piel, una queja común después de la liposucción estándar. La lipólisis láser también permite la eliminación de grasa más que la liposucción estándar

Se ha seguido a los pacientes diariamente durante una semana y luego al mes, a los tres y seis, controles en los que se ha encontrado una mejora en la reducción de masa grasa y estiramiento de la piel en todas las áreas tratadas.

Ahora se puede tener un abdomen más apretado sin necesidad de cirugía, según ha demostrado el estudio encabezado por Chamsuddin.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *