Los mejores remedios naturales para cuidar el cabello

Durante el verano, una de las partes de nuestro cuerpo que más sufre el paso del sol y el agua del mar es el cabello.

Aunque utilicemos mascarillas o cubramos la cabeza con pañuelos siempre acabamos con puntas quemadas, menos brillo, pérdida de volumen…

Uno de los principales consejos que se dan al comienzo de las vacaciones es realizar un corte de pelo, sanear las puntas y evitar cualquier tinte son las medidas que se dan para evitar que el cabello se castigue mas en este periodo, pero no muchas de nosotros hacemos caso de las advertencias y continuamos haciendo lo que hacemos a lo largo del año.

Para evitar que nuestra melena no acabe mal os proponemos algunos consejos para cuidarla después de las vacaciones.

Limón y Miel, exprimiendo un limón y añadiendo cinco cucharadas de miel obtendremos una mezcla que deberemos añadir en nuestro cabello dando suaves masajes que activarán nuestra circulación, deberemos dejarlo durante una hora y posteriormente enjuagar el cabello y lavarlo como lo hacemos normalmente.

El Aguacate o Palta es otro producto que podemos utilizar para reparar el cabello dañado. El aporte de vitamina E así como los ácidos grasos que tiene hacen que a través de la pulpa que obtendremos exprimiéndolo, la apliquemos sobre el cabello durante media hora y luego enjuagaremos con agua fría para posteriormente lavarlo como de costumbre.

El uso de Aceite de Jojoba es otro tratamiento natural que más efectividad tiene sobre la reparación del cabello. Aplicándolo sobre el cuero cabelludo y el resto del pelo durante tres veces por semana ayudaran a la hidratación del pelo y a su fortalecimiento. Después de enjuagar el aceite deberemos esperar tres horas para lavar nuestro pelo como lo hacemos normalmente.

Mezclando una yema de huevo con una cucharada de miel y tres de aceite de oliva obtendremos una composición que aplicaremos en nuestro cabello y después de media hora podremos lavarlo como de costumbre.

El yogurt natural también es un hidratante para nuestro cabello. Si aplicamos dos yogures naturales sobre el cabello y cubrimos la cabeza con film transparente evitando que transpire y no entre el sol harán que nuestro cabello se fortalezca y nutra.

Una vez por semana podemos aplicar bicarbonato a la ración de shampoo que utilicemos para lavarnos la cabeza que tendrá efecto de limpieza profunda y renovadora y ayudará al fortalecimiento de nuestro cabello.

Para que estos remedios causen efecto deben realizarse de forma constante y además seguir otros como vigilar la alimentación, evitar el exceso de secadores y planchas así como los productos que contengan químicos como el amoniaco.

Utilizar un acondicionador después de cada lavado y siempre aplicándolo de la mitad del cabello a las puntas y acudir a la peluquería cada dos meses para sanear las puntas son también algunas medidas que ayudaran a mejorar la calidad de nuestro pelo.

Cuando apliquemos los tratamientos naturales deberemos cubrir nuestro cabello con una toalla que este templada ya que el calor ayudará a que el tratamiento actúe más rápidamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *