Manchas en las axilas, encuentra la solución

Según avanzamos en edad, muchas mujeres comprobamos cómo en nuestras axilas van apareciendo una serie de manchas negras que nos resultan incómodas sobre todo en la temporada de verano, cuando al usar tirantes, quedan a la vista de todos.

Esta piel es muy sensible y sufre continuos daños (entre depilaciones, uso de desodorantes con alcohol, los antitranspirantes, los perfumes…). Pero si todavía no tienes ninguna muestra de manchas en tu axila, sigue algunas recomendaciones que si bien no te aseguran su no aparición, sí pueden ayudarte a retrasarlo. Evita usar ropas ajustadas y de nylon. Causan más fricción y puede ser una de las causas que fomenten la llegada de las manchas. O bien para la depilación, elige la opción de la depilación con cremas o rasurada, siempre que el pelo esté bien crecidito.

Pero ahora bien, si estos consejos vienen demasiado tarde y ya las manchas están en tus axilas, sólo tienes que seguir algunas recomendaciones para hacer que al menos queden más disimuladas. Elabora tus propios remedios caseros y verás cómo van desapareciendo.

  1. Coge agua oxigenada y aplícalo todas las noches durante 20 días sobre la mancha.  A la mañana siguiente límpiate con ácido bórico (podrás encontrarlo en cualquier farmacia e incluso en algunos supermercados). No te apliques desodorante en el periodo de tiempo que dure este autotratamiento.
  2. Otro consejo también para las noches es rociar tu axila con zumo de limón por las noches. También puedes alternarlo con bicarbonato.
  3. Puedes crear tu propia crema para las manchas. ¿Cómo? Muy sencillo. Mezcla el jugo del pepino (puedes extraerlo de la licuadora) con dos gotitas de limón y una pizca de azafrán o curry. Aplícate esta crema sobre la axila una vez cada tres días. No te asustes si aparecen en tu axila pequeñas manchas amarillas, límpialas con leche o yougurt natural.
  4. Otro consejo sencillo y que haces sin darte cuenta es la exfoliación. En cada baño que realices aplica con una esponja natural jabón neutro. También es útil que apliques cremas exfoliantes después del baño.
  5. Otra crema casera que podrás preparar tú misma es la siguiente. Coge una taza y media de leche, una cucharada de miel y otra de fécula de maíz. Mézclalos en frío y después caliéntalos para que se cree una papilla. Cuando se enfríe aplícalo sobre las axilas durante 15 minutos y repite este procedimiento dos veces por semana. Verás cómo notarás cambios.

Son muchos los remedios caseros que puedes aplicar sobre ellas para hacer que desaparezcan, aunque lo mejor será que tomes medidas antes de que aparezcan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *