Protege tu pelo en verano

Llega el verano, el calor nos quema el pelo y el agua de la piscina o la playa termina por destrozarlo aún más. Hay mujeres que prefieren y no les importa cortar el pelo cuando el periodo estival ha terminado, pero sin embargo hay otras que prefieren tenerlo cuidado para evitar ese corte cuando llega septiembre.

Para ellas van los consejos de hoy. 

Cortar pelo

–       Con las altas temperaturas, el pelo se seca bastante rápido por lo que no necesitarás hacer uso de planchas y secadoras. Así además tu cabello descansará del mortífero daño que estos aparatos producen en ellos.

–          Cuando vayas a meterte al mar intenta hacerlo con una gorra puesta para evitar que el sol pueda quemarte la parte superior de la cabeza. Si vas a bucear bajo el agua no introduzcas la cabeza de golpe, sino que intenta mojar el pelo poco a poco, bien con tus manos o en una ducha que lo vaya empapando por tramos y no de repente.

–          Cuando termines de bañarte bien sea en la piscina o en la playa, cepilla el pelo con un peine de púas gordas, de forma que logres quitar todos aquellos restos que puedan haber quedado enredados entre el cabello.

–          Las gorras y los sombreros son la solución ideal para aquellas mujeres que tengan el pelo tintado, pues exponerlo continuamente al sol puede acabar por cambiar el tono del cabello, haciendo que al final del verano sea necesario pasar sí o sí por la peluquería. No olvides que siempre es bueno tener a mano el acondicionador, sobre todo si vas a pasar unos días metida prácticamente las 24 horas del día en la playa o la piscina.

–          El largo del pelo también será importante. A la hora de bañarse, las mujeres que tengan el pelo largo es recomendable que lo recojan en una coleta de forma que lo protejan de los rayos del sol. Un consejo casero: aplica aceite de oliva cada mañana sobre el pelo para mantenerlo hidratado el mayor tiempo posible.

–         En cualquier época del año, pero sobre todo en verano es imprescindible aplicar mascarillas nutritivas al menos una vez a la semana.

Siguiendo estos sencillos consejos verás que al finalizar el verano tu pelo no habrá sufrido lo que otros veranos. Si lo haces tal cual incluso puede que no sea necesario cortar el pelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *