Consejos para tener un cabello sano

Es posible que algunas personas no sepan que el pelo está asociado al estado de los riñones y que supone una extensión del sistema nervioso. El cabello está compuesto por queratina, proteínas, aceites, silicio y tejido muscular, y su función es puramente biológica, pues nos protege del frío y el sol. Si deseas presumir de cabello, es necesario dedicarle algo de tiempo y proporcionarle ciertos cuidados. Su exposición a numerosos factores externos lo puede debilitar e incluso dañar, de ahí que existan diversas opciones naturales para cuidar su salud. Toma buena nota de los siguientes consejos y haz que luzca suave, hermoso y con brillo.

Recomendaciones generales para el cuidado del cabello

Para cuidar tu pelo es conveniente que añadas a tu rutina diaria ciertos hábitos para así proporcionarle altas dosis de hidratación y salud. Cepillar el pelo cada día es una de las cosas que no debes dejar de hacer. Este simple gesto estimula efectivamente la circulación sanguínea en el cuero cabelludo, aumentando la salud de tu cabello y haciendo que crezca más. El agua caliente no es su aliado y utilizarlo a menudo puede debilitarlo mucho. Para evitar que el pelo se quede seco y sin brillo, es importante enjuagarlo con agua fría o al menos agua templada en invierno para sellar la cutículas, así lucirá más sedoso. El calor excesivo reseca el cuero cabelludo y, tal y como sucedía en el caso anterior, el cabello pierde fuerza y brillo. No es conveniente abusar de ciertos productos domésticos como secadoras, planchas o pinzas, porque a la larga frenan su crecimiento y lo dejan sin vida. Lo ideal es reducir su uso y aplicarlos tras llevar a cabo un tratamiento hidratante. Los nudos en el cabello pueden aparecer de forma recurrente, pero hay que tener paciencia y no deshacerlos de forma brusca y acelerada. Un truco consiste en utilizar aceite de coco o jojoba para desenredar el cabello de forma sencilla y rápida. Las puntas del cabello, al sufrir sequedad, se van quebrando con el tiempo. Esto repercute en el resto del cabello, haciendo que se vea mucho menos saludable. De ese modo, los expertos en la salud el cabello recomiendan cortar las puntas al menos una vez cada dos meses. La alimentación también influye, de hecho, ejerce un papel fundamental en la salud del cabello. Llevar una dieta saludable a base de verduras, pescado, frutos secos, frutas, agua y productos lácteos aporta los nutrientes que necesita.

Tratamientos basados en productos profesionales de peluquería

Los productos de peluquería son diferentes a los adquiridos en otros establecimientos como supermercados y eso se nota. Sus fijadores, acondicionadores, mascarillas, cremas o champús poseen mayor concentración de principios activos, lo que contribuye a la salud capilar. Cada cabello tiene sus particularidades y, por tanto, unas necesidades concretas. Estos productos con marcas tan conocidas a nivel mundial como Revlon o Schwarzkopf lanzan al mercado diferentes tintes, champús o aceites adaptados a los diferentes tipos de cabello. Algo que no sucede con los artículos vendidos en supermercados que, en vez de amoldarse a las necesidades de cada consumidor, van dirigidos al público en general.

cabello-sano (1)

Chocolate y dieta no son incompatibles

¿Te has planteado alguna vez tomar chocolate en una dieta? Quizás te sorprenda saber que no solo puedes hacerlo, sino que además es muy recomendable que lo introduzcas, especialmente si eres un gran amante de este alimento.

El chocolate es un auténtico placer para los sentidos. Su sabor dulce es para muchos imprescindible en los desayunos o junto a un vaso de leche antes de dormir. El motivo por el que suele excluirse de la dieta es por el alto porcentaje de materia grasa que contiene, en torno al 30%. La mitad de estas grasas son saturadas.

Pero es todavía más preocupante la cantidad de azúcar, que puede sobrepasar el 50%. Es decir, de cien gramos de chocolate, cincuenta serían azúcar. Pero estos valores tienen realmente poco que ver con los del cacao, el cual puede tener en torno a un 11% de materia grasa y no tiene por qué contener azúcar.

Cacao puro desgrasado

El cacao puro desgrasado es uno de los elementos con los que se elabora el chocolate pero, como hemos visto, es naturalmente 0% azúcar y con un bajísimo porcentaje de grasa. Esto se hace todavía más evidente porque su sabor es intenso, necesitándose muy poca cantidad para poder tomar un vaso de leche con todo el sabor.

A esta leche solo hay que añadirle edulcorante y se tendrá un fantástico sustituto de las bebidas de chocolate típicas. Aunque al principio puede resultar un poco amargo, añadiendo el edulcorante adecuado esto se arregla. Además, se pueden añadir una o dos gotas de aroma de vainilla para darle un toque más suave y similar al del chocolate.

Por sus características, el cacao puro desgrasado puede formar parte de cualquier dieta para bajar de peso, tomándose una o dos cucharaditas diarias junto a la leche desnatada.

chocolates (1)

Chocolates de alta calidad

Pero, ¿y los bombones y chocolates? Ahora que llega la Navidad es muy habitual regalar cestas de chocolates con muy variados sabores. Pues tampoco tienen por qué estar excluidos de una dieta, en cantidades muy pequeñas. Así debes de elegir tus chocolates:

  • Los chocolates de alta calidad son siempre preferibles. Esto es así porque sus materias primas son mejores y no abusan tanto de grasas perjudiciales. Además, su sabor es mucho más saciante. Cuando tomamos un chocolate de muy buena calidad, lo paladeamos con delicia. Por eso, somos más conscientes de cada trocito que tomamos y nos resulta mucho más placentero y saciante que un trozo grande de chocolate convencional.
  • Si te gusta, elígelo con frutos secos. Se ha demostrado que los frutos secos en pequeñas cantidades son beneficiosos en dietas para bajar de peso. Harán que sientas saciedad y además, en el mismo trozo irá menos chocolate. Como los cacahuetes que son ricos en ácido fólico, proteínas e isoflavonas; las nueces que ayuda a proteger el corazón y tiene mucho Omega3; y las almendras que ayudan a reducir el colesterol malo como también reduce el riesgo de infartos por su alto contenido en almidón, sacarosa, glucosa y altas concentraciones en grasas.

¿Como cuidar tu cabello en verano?

Con la llegada del verano llevamos a cabo una rutina diaria del cuidado de nuestro cabello que no suele cambiar respecto a la del resto del año, pero la realidad es que las condiciones a las que está sometido no son las mismas, por lo que cometemos una serie de errores fáciles de evitar. Del mismo modo que pasamos a cuidar la piel con esmero, no debemos olvidarnos de que el pelo también sufre, algo de lo que nos damos cuenta quizá demasiado tarde y la única opción que queda es cortar.

Por este motivo os dejamos una serie de consejos a seguir para mantener tu melena en perfectas condiciones.

Hidratarlo

El uso de las mascarillas, suavizante y con efecto hidratante, una vez a la semana es la mejor opción en este caso. Úsala en sustitución a tu habitual acondicionador, además de evitar el uso de espumas o geles de fijación que no le permiten respirar. Pero su aplicación no es exclusiva de la ducha, después de salir de la piscina o la playa aplicatela, notaras la diferencia.

Evita el secador

A pesar de que este es un punto a tener en cuenta durante todo el año, ahora es el mejor momento para llevarlo a cabo. Para secar nuestro cabello lo mejor es evitar el secador y dejar que se haga de forma natural, evitando así la fuerte potencia directa en el pelo. Aprovecha las altas temperaturas para permitir que tu cabello se seque al aire, lo que además te proporcionará una sensación de frescor durante un tiempo.

Tinte

Lo mejor es evitar antes del verano y, sobre todo, durante los meses de más calor, la coloración del cabello, puesto que su unión, junto con el efecto del sol y el agua hará que se reseque con mayor facilidad.Sumado a esto, está el detalle de que los tintes pierden mucho más rápido, puesto que su exposición hacen que el color final muchas veces no sea para nada el deseado.

Si aun así estas pensando en teñirte antes o durante utiliza todos los productos necesarios para mantenerlo sano creados específicamente para tu tipo de cabello.

Elimina sal y cloro

Tras la visita a la playa y a la piscina la mejor opción es aclararse el pelo en las duchas con agua corriente que encontrarás en la entrada con el intención de eliminar toda la sal y el cloro, además de la arena, que se haya podido quedar en el cabello tras el baño. Quita todas las horquillas por el peligro a oxidarse.

Tapa la cabeza

Ya sea con gorros, gorras o un simple pañuelo, esta tendencia te permitirá disminuir su exposición al sol, a la par que protege el cuero cabelludo, que puede ser dañado en múltiples ocasiones, sobre todo debido a las rayas con las que separamos nuestro pelo y, en especial, si es fino.

¿Cuando cortar?

Aunque no viene mal sanear antes de que el verano de comienzo, lo mejor, sin duda, es cortar por lo sano cuando el verano ha terminado. Cortar tu cabello a comienzos no va a evitar que los daños se produzcan, como mucho disminuyen su avance y solo si se lleva a cabo el cuidado necesario. Por eso, lo recomendable es esperar a que la época estival finalice para así poder sanear de verdad todo el daño sufrido.

El estrés afecta en la belleza de las mujeres

La rutina diaria conlleva al estrés, un efecto social que afecta enormemente y posiblemente donde se achaca más es en la belleza de las personas. Pero esto es una realidad, que seguirá por los siglos de los siglos. Todos tendremos siempre que trabajar, pagar facturas, llorar, reír, sufrir, etc. No obstante, tienes que intentar día a día que el estrés no pueda contigo, sino todo lo contrario, tú tienes que dominar sobre él.

Mujer desesperada

Mujer desesperada. Fuente: flickr.com Fotografía The Pageman

Así pues, si quieres manejar a tus anchas el estrés, tendrás que poner remedio al asunto. Entonces, es el momento de mostrarte 9 trucos que no te dejarán indiferente a la hora de practicarlos y que probablemente los adoptes para próximas ocasiones y los empieces a recomendar a las personas de tu alrededor:

Luchar contra las bolsas en los ojos: Para que no suceda esto, tienes que dormir 8 horas diarias. Sí, aunque sea complicado. Cuando duermas, apaga tu teléfono móvil así como el resto de elementos electrónicos que divaguen por tu casa y tómate una manzanilla todas las noches antes de irte a la cama. Si el problema persiste, y sigues sintiendo que tienes los ojos hinchados, intenta ponerte la parte fría de la cuchara utilizada para la infusión sobre tus ojeras y date un masaje. Probablemente, si practicas este consejo durante días, las bolsas en los ojos se irán debilitando.

-Con todo el dolor de nuestro corazón, muchas mujeres tenemos la piel seca y escamosa: Si vives al límite y te sientes estresada, bebe mucho agua. No recurras a bebidas estimulantes con cafeína aunque te apetezcan. Toma alimentos que contengan agua, como verduras y frutas. Tu cara retomará otro esplendor.

-A pesar de que hayas pasado la pubertad, seguro que de vez en cuando te sale acné: Cuando nos salen granos en la cara, puede ser por la liberación del cortisol, y esto afecta al estómago. Este proceso afecta a la piel, aunque se esté desarrollando en el interior de tu organismo. Si te pasa eso, prueba a hacer yoga u otras clases de meditación. Reduce también las grasas y los azúcares en tu dieta.

Si te pica la piel, será urticaria, no te arrasques: De nuevo, afecta al aparato digestivo y se manifiesta de forma exterior. Aunque intentes relajarte con muchos métodos, ve al médico porque para las erupciones mejor que te receten algo.

Cara enrojecida, y no será porque te hayan ruborizado: Si te ves así, respira brevemente, en pequeños pasos. Lávate bien la cara, no es normal que la tengas tan roja frecuentemente, tan sólo cuando estés sudando o te pongas vergonzosa.

Aparición de líneas de expresión en el rostro: Sin querer, cuando ríes, frunces el ceño o arqueas las cejas, se te marcan los movimientos. Y pasa siendo joven también. Personas con 20 años tienen ya líneas de expresión, aunque sean finas. Trata de corregirte y no ser tan expresiva, porque si no probablemente cuando tengas 50 años tendrás infinidad de arrugas.

Combatiendo el estrés

Combatiendo el estrés. Fuente flickr.com Fotografía de Artesano-Naturalista

En el pelo salen canas: El estrés es tan provocativo que ataca hasta al cabello. Tienes que tomar vitaminas, no hay otra.

-Si tienes estrés, espero que no tengas el pelo fino: A las personas que tienen el pelo poco profundo, se les suele caer el pelo con más facilidad. Hay que evitarlo. Toma vitaminas y procurar hacer una dieta equilibrada.

¿Te salen rayas verticales en las uñas?: Si te pasa eso, es que estás envejeciendo o la falta de vitaminas. Si te lleva pasando hace tiempo, no hay duda, tienes falta de zinc. ¡¡Vete al médico cuanto antes!!

Llegados a este punto, cada vez tengo más claro que para estar guapa hay que sufrir. ¡Qué remedio! Pero hay muchas veces que no puedes evitar el estrés, puedes poner límites, pero es algo inevitable. Así que, mi moraleja final es que, no podemos dejar de lado el estrés porque trabajar es síntoma de bienestar, pero lo que sí podemos hacer es cuidarnos, mirarnos al espejo y ejercitar cada día nuestro cuerpo. Eso sí, es una meta interminable. ¡Ánimo!

Consejos para prepararse para la cirugía estética

Si después de mucho pensarlo has decidido someterte a una operación de cirugía estética, lo más seguro es que sientas una mezcla de emociones: un poco de emoción y un poco de ansiedad. No te preocupes, porque es algo completamente normal.

QuirófanoPara asegurarte de que tu experiencia con la cirugía plástica es perfecta, tanto durante la operación en sí como durante el período de recuperación, hemos preparado una serie de consejos a tener en cuenta. Son consejos para cualquier momento, así que puedes empezar a aplicarlos desde ya, aunque quede bastante para su operación.

El tiempo

Comienza por evaluar la cantidad de tiempo que necesita para recuperarte del procedimiento al que te vas a someter. Debes tener en cuenta que cada proceso exige unos tiempos de curación, y que sólo tu cirujano podrá informarte sobre este tema. Durante esa consulta, no te olvides de comentarle al médico cuáles son tus actividades habituales del día a día para informarte de lo que podrás y no podrás hacer durante el tiempo del post-operatorio. De acuerdo con el tiempo de recuperación, planifica el momento en el que te vas a someter a la cirugía de acuerdo con sus compromisos sociales y de trabajo. Tenga en cuenta que el estrés sólo añadirá más tiempo a la recuperación, así que elige un momento de relativa tranquilidad.

El apoyo

Si bien la mayoría de los procedimientos de cirugía plástica cosmética no requieren reposo en cama, es posible que desees tener cerca a amigos o familiares que te hagan compañía durante los primeros días. Se muy consciente de que la cirugía estética no deja de ser cirugía, así que debes prepararte para ello, y si es con personas alrededor, mejor.

La financiación

En cuanto hayas decidido que quieres someterte a algún procedimiento de cirugía estética, debes decidir cómo vas a pagarlo. Lo primero es determinar cuánto dinero necesitarás; procesos como un lifting, un lifting de cejas, una liposucción o un aumento de pecho tienen precios muy distintos, por lo que infórmate bien antes de cuánto necesitas. En cuanto tengas una cifra, ya puedes pasar a decidir si necesitarás financiación o si prefieres pagarlo con tus ahorros.

A la hora de establecer la cantidad, no olvides que también debes tener en cuenta algunos extras, como lo que dejarás de ganar si no te quedan días de vacaciones en el trabajo.

Puesta a punto después del verano

 Lo hemos pasado muy bien en verano. Seguro que has disfrutado de largos paseos bajo el sol, de días de piscina y playa. Todo esto pasa factura a nuestro cabello y sobre todo a nuestra piel que hemos tenido durante más tiempo expuesta a los rallos del sol. Los días son cada vez más cortos y en breve tendremos aquí el otoño. Por lo que nos prepararnos para recibirlo como Dios manda. Hay ciertos tratamientos que podemos realizar para reparar la piel y el cabello de los agentes externos del verano y prepararla para un frío invierno.

Nuestro cabello se ha podido aclarar por el sol o dañar con el cloro de las piscinas o el salitre del mar. Pero además debemos de contar con que en los equinocios, en este caso el de otoño, el cabello es propenso a perder fuerza y a caerse. Por ello es aconsejable tomar algún complejo vitamínico, como el que nos ofrece Densilogy de Inneòve  que mejore la salud de nuestro pelo. Además lo notaremos también en las uñas. Por otro lado debemos utilizar un champú nutritivo y acompañarlo una vez a la semana de una mascarilla que lo reparará en profundidad. Loreal tiene una gama, Expert Solar Sublime, que te ayudará a repararlo.

La piel es el órgano más amplio de nuestro cuerpo, y muchas veces el más olvidado. La exposición continua al sol puede deshidratar nuestra piel y nos hace perder la textura y luminosidad. Al volver de las vacaciones es importante hacernos un peeling corporal. Además de eliminar células muertas conseguiremos que al aplicarnos la crema hidratante nos nutra más.

El rostro es el gran afectado del verano. Hemos pasado muchos días al aire libre y eso pasa factura. Debemos realizarnos una higiene facial en algún centro especializado para limpiar poros, retirar pieles muertas y lograr que nuestra piel resplandezca de nuevo. Pero si además nos han salido manchas por el sol, entonces son palabras mayores.   Podemos tratarlas en casa con productos despigmentantes como los que nos ofrece Clinique para conseguir un tono más uniforme. Si son manchas más persistentes o profundas puedes acudir a centros especializados como la Clinica planas donde te realizaran un estudio y te plantean la mejor solución para tu problema.

Por último, pero no menos importante, tener en cuenta que debemos mantener una alimentación adecuada y una rutina en la higiene y tratamiento de nuestro rostro y cabello para que los beneficios que estos tratamientos nos aportan se alargen lo máximo en el tiempo.

Los básicos del verano

Si todavía no te has ido de vacaciones, seguro que tienes unas ganas locas de comenzarlas. Pero hacer las maletas es todo un estrés. Sólo superado por el terrible trauma de tener que deshacerlas a la vuelta. Lo mejor es llevar lo justo y necesario para estar monísima en cualquier momento. Utiliza productos muy versátiles para no  tener que acarrear kilos de productos de belleza. Te dejamos una selección de básicos imprescindibles.

La crema solar es un must-have del verano, tanto para el cuerpo, como para la cara. No sólo la piel sufre bajo el sol, el cabello también sufre. Así que un champú con protección solar te ayudará a mantener su salud. Una mascarilla terminará de mantener pelo sano hasta el final del verano. Por otro lado es importante una buena crema hidratante para alargar todo lo posible el bronceado. Si tienes tendencia acumular grasa en la zona T del rostro llévate un gel seborregulador. Con el calor la piel es más propensa a acumular grasa.

Par el maquillaje escógelo algo muy suave y traslucido. Aprovecha para lucir moreno, seguro que después de unos días de sol tendrás un color precioso. Con un eyeliner y un rimel conseguirás  una mirada más sofisticado para las noches de verano. Durante el día con un pequeño toque en las pestañas será suficiente. Recuerda que el rimel debe de ser waterproof. No queremos catástrofes en el agua. La barra de labios en un tono fuerte te ayudará a rematar el look para las noches de fiesta. Y para el día utiliza una barra hidratante con un color suave. ¡No te olvides de un desmaquillante! Ya sea líquido, en gel o en toallitas.

Las manos y los  pies necesitan en esta época un cuidado extra. Por lo que es aconsejable que te lleves un kit de manincura y pedicura. Utiliza un muy esmalte muy cañero y divertido. El verano es la mejor ocasión para sacar tu lado más loco. En las tiendas encontrarás ediciones especiales en esta época del año. Y como los tacones y el calor te pueden jugar malas pasadas, no te olvides de algún tratamiento contra las ampollas. ¡Mételo en el bolso y llévalo siempre contigo!

Por último escoge un perfume que sea fresco y con toques cítricos o florales. Hay ciertos aromas que en verano se pueden hace muy pesados. Pero ante todo, pásalo bien y no te compliques mucho :) ¡Las vacaciones son para disfrutar y descansar!

Trucos para conseguir una cabellera más larga

Hay mujeres a las que a pesar del calor que pueda hacer en verano y lo molesto que puede volverse el cabello con las altas temperaturas, se niegan a cortarse el pelo e incluso desean tenerlo todavía más largo. Y es que un vestido blanco veraniego luce a la perfección con unas sandalias y un cabello largo y cuidado.

Cabellera larga

A pesar que existen variedad de extensiones para poder ponernos en el pelo sin necesidad de pasar más de un par de horas o de minutos poniéndonoslo (dependiendo si nos las ponen en un centro de estética o lo hacemos nosotras en casa), hay personas que prefieren tener pelo natural y por ello prueban todo tipo de trucos para que éste crezca más rápido que de costumbre.

Lecitina de soja: Además de ayudar a que nuestro cabello crezca, nos hidrata e ilumina la piel. La podemos tomar en ensaladas, con postres o yogures.

Perejil: Después de hervirlo, se guarda el agua y el perejil en un bote con difusor y se aplica cada noche en el cabello, el cual deberemos cepillar entre 20 y 40 veces. Si no funciona al menos tendremos un olor agradable.

Aceite de oliva: Es uno de los trucos más conocidos. Consiste en masajear el cabello con aceite y dejar que éste actúe durante 30 minutos. Un buen aclarado con agua fría es imprescindible para que no nos quede un cuero cabelludo graso y sucio.

Levadura de cerveza: Dándonos un baño con ella conseguiremos fortalecer nuestro cuero cabelludo y que éste goce de más fuerza y luz.

Es cierto que algunos trucos nos pueden ayudar a conseguir nuestro objetivo en menos tiempo del habitual, ahora bien, igual que pasa con las dietas milagro, los trucos de belleza requieren de su tiempo para actuar correctamente, por tanto, olvidémonos de productos que nos prometen que nuestro cabello crecerá 15 cm en una semana o que nos reparará las puntas abiertas con tan solo un lavado.

¿Sabes cómo ponerte las pestañas postizas?

Pestañas postizasLas vemos muy a menudo en la televisión. Pero nunca nos atrevemos a ponérnoslas nosotras. Por unas u otras razones, creemos que no nos van a quedar bien, que hay que saber usarlas, que eso no es para nosotras, que vamos a hacer el ridículo. Hablamos de las pestañas postizas.

Hoy vamos a darte algunos consejos para que si, por fin decides lanzarte y ponértelas, lo hagas de la mejor forma posible.  Los efectos que producen en los ojos son extraordinarios. Los profesionales del maquillaje, no conciben su trabajo ya sin estos objetos que realzan los ojos de las mujeres.

Cuando vayas a comprarlas, deberás saber que te las encontrarás en tiras completas o en pequeños grupos. Elige la que creas que se adapta más al tamaño de tu ojo. Si es de tamaño reducido, será mejor que elijas las que vienen en tiras.

¿Sabes cuáles son los beneficios principales? En primer lugar te pueden ayudar a espesar y a hacer tu mirada más abierta. Pero ten en cuenta que no todas las pestañas sirven para todas las mujeres. Para las que tienen los ojos pequeños, tienen que ser pobladas y alargadas, mientras que para los saltones, es mejor que sean densas en la raíz y finas en las puntas.

Ahora vamos con la parte más complicada: su colocación. Si sigues el paso a paso que te vamos a decir, no debes tener ningún tipo de problema. Allá vamos…

Pestañas postizasPara empezar, maquíllate por completo, su puesta debe llegar una vez que hayas puesto la base, colorete…eso sí, el eyeliner y la máscara de pestañas, déjalos para después. Cuando las saques de la caja, recórtalas con el tamaño apropiado a tu ojo. Después sólo tiene que aplicar el pegamento sobre ellas, para ello utiliza las pinzas especiales que te ayudarán a hacerlo de una forma más precisa. A continuación cógelas y acércalas al borde de la línea natural de las pestañas presionándolas durante 30 segundos.

Para evitar tener problemas oftalmológicos nunca te acuestes con ellas puestas. Simplemente tendrás que quitártelas humedeciendo el algodón de un bastoncillo y aplícalo sobre la zona donde se encuentra el pegamento. No tires de ellas bruscamente porque puedes dejarlas inservibles.

Ya sabes que su colocación no es excesivamente complicada, sólo tienes que dedicarle paciencia y sobre todo pulso, para que  a la hora de ponértelas, queden justo en el sitio que tienen que hacer.