Las manos, siempre perfectas

Aparte de la cara, probablemente las manos sea la parte del cuerpo más visible. Para cualquier encuentro, siempre las utilizamos, bien para saludar a nuestro interlocutor o para tomar un simple café en una reunión de trabajo.

Por eso siempre debemos tenerlas impolutas. Mostrar unas manos ásperas, con grietas y uñas descuidadas puede ser muy desagradable además de decir mucho de nuestra poca higiene personal.

Para conseguir unas manos perfectas tendrás que empezar por lo más sencillo: el lavado y secado. Hacerlo correctamente nos supondrá un gran avance para lograr unas manos perfectas.

Lavar las manos con jabón antibacterianoAl lavarlas tienes que tener especial cuidado en el tipo de jabón que uses. Intenta que sea antibacteriano y el agua que utilices ponla a una temperatura agradable, que no esté excesivamente caliente para que no las dañe. El lavado debe durar entorno a 20 segundos en los que tienes que frotar uno a uno todos los dedos por todas las partes posibles para que queden completamente limpios. Repite este ejercicio después de comer, tocar tu mascota, cocinar…en general siempre que consideres que tus manos hayan podido entrar en contacto con bacterias.

Si eres una mujer que a diario está en contacto con productos de limpieza, siempre, recuerda siempre, utiliza guantes para protegerlas. Son muy agresivos y dañarán de igual forma manos y las uñas.

Después de cada lavado o contacto con el agua deberás aplicar sobre las manos crema hidratante que las refrescará y hará que siempre estén protegidas por una mezcla específica para ello.

 Hidratar las manos con crema

Hay algunas manos que por las características de la propia piel están mucho más resecas que las de otras mujeres. Para esto también hay solución. Sumérgelas  en aceite de almendra o de rosa de mosqueta. Verás como en tan sólo unos días tus manos poco a poco van estando más hidratadas y abandonan la secura a la que habían estado sometidas con anterioridad.

La noche puede ser un buen momento para hidratar tus manos. Mientras tú duermes algunos productos trabajan haciendo que esta parte del cuerpo experimente cambios positivos. Aplícate vaselina sobre ellas y ponte a continuación guantes de algodón. Permanece así el tiempo que duermas y verás como en unos días, si repites este ritual cada noche, tus manos estarán más hidratadas.

Con estos sencillos consejos puedes hacer que esta parte del cuerpo tan visible en todas las ocasiones esté completamente suave y cuidada durante cualquier época del año.

Tintes henna para el pelo

Se está popularizando entre muchas jóvenes la tendencia de tintar con henna. Un producto que si bien no te ofrece un amplio abanico de colores como ocurre con los convencionales, sí que da mayor seguridad a tu pelo, debido a que es un pigmento natural obtenido directamente de las plantas.

Los tintes henna tienen la limitación de que sólo pueden dar a tu pelo un toque rojo cobrizo que no siempre queda de la misma forma en todos los cabellos. Desconfía de aquellas mezclas que dicen ser henna pero que te ofrece varios colores. En este caso se han hecho con productos artificiales y pueden provocar en tu cabello alguna reacción inesperada que no encontrarás con los naturales.

¿Por qué se ha popularizado? Su duración puede ser una de las principales razones que lo han convertido en producto de moda. Hasta seis meses el pelo conserva el color tintado, aunque es conveniente ir retocando las raíces cada 4 o 6 semanas para que queden cubiertas.

Para administrarlo, puedes encontrar en internet muchos vídeos que te dan el paso a paso de cómo hacer este procedimiento.

Los expertos en este tipo de tinte recomiendan que se aplique sobre cabellos vírgenes, es decir, todos aquellos que no han sido sometidos anteriormente a ningún tipo de alisado chino o permanente. También dicen que es óptimo para pelos grasos, sin volumen o finos ya que tiene propiedades muy beneficiosas.

Tras esta breve descripción de los tintes con henna, vamos a comentarte las ventajas y desventajas que supone utilizarla, para que no te sorprenda ninguna posterior reacción.

Ventajas

– En primer lugar al ser aplicada desde la mismísima raíz hasta las puntas ayuda a revitalizar y proteger el cuero cabelludo.

– Los efectos secundarios o reacciones adversos son prácticamente inexistentes.

– Puede ser aplicado el número de veces que queramos, es compatible con la queratina del pelo y además le proporciona brillo y textura.

Desventajas

–          En algunas tiendas suele venderse henna artificial bajo el emblema de natural. Viene mezclada con productos químicos para que la coloración quede más uniforme. Incluso algunos contienen plomo. En este caso deséchalos de inmediato, es un mineral muy perjudicial para el cabello.

–          Cuando lo apliques intenta utilizar guantes de latex para que no se dañen las manos.

–          Desde los años 70 la henna cuenta con mala reputación debido a los malos hábitos que durante esta década se tomaron, haciendo que en muchas ocasiones, la tonalidad quedara anaranjada.

–          No tiene tanta resistencia como el tinte artificial. Al ser natural con el paso de los lavados va desapareciendo.

Manchas en las axilas, encuentra la solución

Según avanzamos en edad, muchas mujeres comprobamos cómo en nuestras axilas van apareciendo una serie de manchas negras que nos resultan incómodas sobre todo en la temporada de verano, cuando al usar tirantes, quedan a la vista de todos.

Esta piel es muy sensible y sufre continuos daños (entre depilaciones, uso de desodorantes con alcohol, los antitranspirantes, los perfumes…). Pero si todavía no tienes ninguna muestra de manchas en tu axila, sigue algunas recomendaciones que si bien no te aseguran su no aparición, sí pueden ayudarte a retrasarlo. Evita usar ropas ajustadas y de nylon. Causan más fricción y puede ser una de las causas que fomenten la llegada de las manchas. O bien para la depilación, elige la opción de la depilación con cremas o rasurada, siempre que el pelo esté bien crecidito.

Pero ahora bien, si estos consejos vienen demasiado tarde y ya las manchas están en tus axilas, sólo tienes que seguir algunas recomendaciones para hacer que al menos queden más disimuladas. Elabora tus propios remedios caseros y verás cómo van desapareciendo.

  1. Coge agua oxigenada y aplícalo todas las noches durante 20 días sobre la mancha.  A la mañana siguiente límpiate con ácido bórico (podrás encontrarlo en cualquier farmacia e incluso en algunos supermercados). No te apliques desodorante en el periodo de tiempo que dure este autotratamiento.
  2. Otro consejo también para las noches es rociar tu axila con zumo de limón por las noches. También puedes alternarlo con bicarbonato.
  3. Puedes crear tu propia crema para las manchas. ¿Cómo? Muy sencillo. Mezcla el jugo del pepino (puedes extraerlo de la licuadora) con dos gotitas de limón y una pizca de azafrán o curry. Aplícate esta crema sobre la axila una vez cada tres días. No te asustes si aparecen en tu axila pequeñas manchas amarillas, límpialas con leche o yougurt natural.
  4. Otro consejo sencillo y que haces sin darte cuenta es la exfoliación. En cada baño que realices aplica con una esponja natural jabón neutro. También es útil que apliques cremas exfoliantes después del baño.
  5. Otra crema casera que podrás preparar tú misma es la siguiente. Coge una taza y media de leche, una cucharada de miel y otra de fécula de maíz. Mézclalos en frío y después caliéntalos para que se cree una papilla. Cuando se enfríe aplícalo sobre las axilas durante 15 minutos y repite este procedimiento dos veces por semana. Verás cómo notarás cambios.

Son muchos los remedios caseros que puedes aplicar sobre ellas para hacer que desaparezcan, aunque lo mejor será que tomes medidas antes de que aparezcan.

Tintarse el pelo en casa: fácil y económico

Tradicionalmente, las mujeres por moda, por gusto, por costumbre o por pánico al color blanco en el cabello, deciden teñirse el pelo. Pero son cada vez más las que prefieren hacérselo ellas mismas en lugar de acudir a una peluquería para así evitarse unos costes demasiado elevados que muchas mujeres y hombres en la actualidad no pueden permitir.

Antes de nada, es importante elegir bien el tinte con el que vamos a cambiar el color de nuestro pelo. Es cierto que los tintes de marca son más caros, pero también los que hacen que el color perdure más conservando el brillo como el primer día. Por eso desde aquí recomendamos la línea   L´Oreal que además de ofrecer una amplia gama de colores, garantiza unos resultados positivos, respaldados tras una marca histórica.

Pero antes de comenzar con esta tarea que además de tiempo requiere cuidado, es importante informarse de cómo se debe hacer esto para evitar posibles sorpresas finales tanto con el color como con posibles manchas o reacciones alérgicas en la piel.

Desde aquí te invitamos a que sigas nuestros consejos para conseguir un resultado de peluquería:

  1. Evitar lavar el pelo unas 24 horas de comenzar con el tinte para intentar dañar el cuero cabelludo lo menos posible.
  2. Intentar aplicar unas horas antes un gel acondicionador para que el pelo esté más protegido.
  3. Como seguridad para la piel que rodea el pelo, es recomendable aplicar vaselina en las orejas, frente y laterales para así evitar posibles manchas.
  4. Para los tintes cuya principal finalidad sea cubrir las canas, lo mejor es comenzar por las zonas en las que abunden más.
  1. Una vez aplicado y después de reposar durante unos minutos, se debe mojar con agua en abundancia.
  2. Si a pesar de las recomendaciones de utilizar vaselina para evitar contacto con la piel, hubiera ocurrido que una parte de la cara quedase con manchas, lo ideal es mojar un algodón en ceniza y pasarlo por la zona.

Con estos sencillos consejos, podemos hacer que una tarea que aparentemente puede resultar difícil para hacerlo una sola persona, se convierta en algo sencillo. Así, no sólo conseguimos unos resultados de peluquería sino, que además nos ahorramos algunos euros.