Haz que tus tatuajes envejezcan bien

211Si bien es cierto que durante años el tener un tatuaje era algo casi exclusivamente reservados a ciertos colectivos con una no muy buena fama, en la actualidad este pensamiento ha ido modificándose con el paso del tiempo y la normalización de esta tendencia es ya una realidad plena.

Hoy en día es muy frecuente encontrarse con personas de todo tipo que lucen orgullosos calaveras, símbolos, flores y demás dibujos pintados en la piel. Da igual la edad o el trabajo que se desempeñe, ya que en muchas ocasiones la ropa de trabajo esconde esta parte de nosotros mismos en favor de dar una imagen más seria y responsable, pero afortunadamente es algo que cada vez pasa menos, y a medida que avance el tiempo se irá descartando esta mentalidad, al llegar a puestos de dirección y poder personas que el posible que tengan alguno.

Ya que en principio el tatuaje es algo que nos acompañará toda la vida, es muy importante no sólo estar seguro de lo que se desea, si no también realizar una serie de cuidados que harán que el paso del tiempo afecte lo menos posible y luzca bien aun con el paso de los años.

Atención a la higiene

Lavar bien la piel es uno de los principales cuidados que hay que realizar, siendo además algo relativamente fácil de hacer, pero que muchas veces por pereza se descuida. Algo tan sencillo como lavarse las manos antes de tocar la zona tatuada evita muchas de las posibles infecciones que podamos contraer.

Usa una crema o loción específica

Son muchas las lociones específicas para el cuidado de tatuajes, y es altamente recomendable hacerse con alguna de ellas para mejorar el cuidado de la piel, especialmente durante los primeros días en los que la piel esta mucho más sensible debido al efecto de la tinta en nuestra piel.

Usa jabón neutro

Los primeros lavados de la zona tatuada es siempre recomendable hacerlo con algún jabón neutro que no reseque la piel y mantenga el nivel de ph.

Protégete del sol

El sol es uno de los mayores enemigos que va atener que combatir nuestro tatuaje. La exposición a los rayos solares hace que la cicatriz que queda se convierta en una mancha rojiza o marrón, los colores pierdan intensidad y la lineas se difuminen un poco. Para evitar estas horribles consecuencias la solución es tan sencilla como protegerse en la medida de los posible de que el sol nos dé directamente en el tatuaje, y proteger esta parte del cuerpo con una crema solar de gran intensidad.

No dejes de cuidarlo

El último consejo es quizás el más importante, ya que muchos se esforzarán mucho los primeros días en mantener el tatuaje bien cuidado, especialmente aquellos que se tatúan por primera vez, pero es igual de común el dejar de cuidarlo con el paso de las semanas. No es necesario que los cuidados se mantengan al nivel de los primeros días, pero si es más que recomendable seguir hidratando la zona y protegiéndola del sol para lograr que el paso de los años se note lo mínimo.

¿Como cuidar tu cabello en verano?

Con la llegada del verano llevamos a cabo una rutina diaria del cuidado de nuestro cabello que no suele cambiar respecto a la del resto del año, pero la realidad es que las condiciones a las que está sometido no son las mismas, por lo que cometemos una serie de errores fáciles de evitar. Del mismo modo que pasamos a cuidar la piel con esmero, no debemos olvidarnos de que el pelo también sufre, algo de lo que nos damos cuenta quizá demasiado tarde y la única opción que queda es cortar.

Por este motivo os dejamos una serie de consejos a seguir para mantener tu melena en perfectas condiciones.

Hidratarlo

El uso de las mascarillas, suavizante y con efecto hidratante, una vez a la semana es la mejor opción en este caso. Úsala en sustitución a tu habitual acondicionador, además de evitar el uso de espumas o geles de fijación que no le permiten respirar. Pero su aplicación no es exclusiva de la ducha, después de salir de la piscina o la playa aplicatela, notaras la diferencia.

Evita el secador

A pesar de que este es un punto a tener en cuenta durante todo el año, ahora es el mejor momento para llevarlo a cabo. Para secar nuestro cabello lo mejor es evitar el secador y dejar que se haga de forma natural, evitando así la fuerte potencia directa en el pelo. Aprovecha las altas temperaturas para permitir que tu cabello se seque al aire, lo que además te proporcionará una sensación de frescor durante un tiempo.

Tinte

Lo mejor es evitar antes del verano y, sobre todo, durante los meses de más calor, la coloración del cabello, puesto que su unión, junto con el efecto del sol y el agua hará que se reseque con mayor facilidad.Sumado a esto, está el detalle de que los tintes pierden mucho más rápido, puesto que su exposición hacen que el color final muchas veces no sea para nada el deseado.

Si aun así estas pensando en teñirte antes o durante utiliza todos los productos necesarios para mantenerlo sano creados específicamente para tu tipo de cabello.

Elimina sal y cloro

Tras la visita a la playa y a la piscina la mejor opción es aclararse el pelo en las duchas con agua corriente que encontrarás en la entrada con el intención de eliminar toda la sal y el cloro, además de la arena, que se haya podido quedar en el cabello tras el baño. Quita todas las horquillas por el peligro a oxidarse.

Tapa la cabeza

Ya sea con gorros, gorras o un simple pañuelo, esta tendencia te permitirá disminuir su exposición al sol, a la par que protege el cuero cabelludo, que puede ser dañado en múltiples ocasiones, sobre todo debido a las rayas con las que separamos nuestro pelo y, en especial, si es fino.

¿Cuando cortar?

Aunque no viene mal sanear antes de que el verano de comienzo, lo mejor, sin duda, es cortar por lo sano cuando el verano ha terminado. Cortar tu cabello a comienzos no va a evitar que los daños se produzcan, como mucho disminuyen su avance y solo si se lleva a cabo el cuidado necesario. Por eso, lo recomendable es esperar a que la época estival finalice para así poder sanear de verdad todo el daño sufrido.

Los básicos del verano

Si todavía no te has ido de vacaciones, seguro que tienes unas ganas locas de comenzarlas. Pero hacer las maletas es todo un estrés. Sólo superado por el terrible trauma de tener que deshacerlas a la vuelta. Lo mejor es llevar lo justo y necesario para estar monísima en cualquier momento. Utiliza productos muy versátiles para no  tener que acarrear kilos de productos de belleza. Te dejamos una selección de básicos imprescindibles.

La crema solar es un must-have del verano, tanto para el cuerpo, como para la cara. No sólo la piel sufre bajo el sol, el cabello también sufre. Así que un champú con protección solar te ayudará a mantener su salud. Una mascarilla terminará de mantener pelo sano hasta el final del verano. Por otro lado es importante una buena crema hidratante para alargar todo lo posible el bronceado. Si tienes tendencia acumular grasa en la zona T del rostro llévate un gel seborregulador. Con el calor la piel es más propensa a acumular grasa.

Par el maquillaje escógelo algo muy suave y traslucido. Aprovecha para lucir moreno, seguro que después de unos días de sol tendrás un color precioso. Con un eyeliner y un rimel conseguirás  una mirada más sofisticado para las noches de verano. Durante el día con un pequeño toque en las pestañas será suficiente. Recuerda que el rimel debe de ser waterproof. No queremos catástrofes en el agua. La barra de labios en un tono fuerte te ayudará a rematar el look para las noches de fiesta. Y para el día utiliza una barra hidratante con un color suave. ¡No te olvides de un desmaquillante! Ya sea líquido, en gel o en toallitas.

Las manos y los  pies necesitan en esta época un cuidado extra. Por lo que es aconsejable que te lleves un kit de manincura y pedicura. Utiliza un muy esmalte muy cañero y divertido. El verano es la mejor ocasión para sacar tu lado más loco. En las tiendas encontrarás ediciones especiales en esta época del año. Y como los tacones y el calor te pueden jugar malas pasadas, no te olvides de algún tratamiento contra las ampollas. ¡Mételo en el bolso y llévalo siempre contigo!

Por último escoge un perfume que sea fresco y con toques cítricos o florales. Hay ciertos aromas que en verano se pueden hace muy pesados. Pero ante todo, pásalo bien y no te compliques mucho :) ¡Las vacaciones son para disfrutar y descansar!

Cuida tu pelo durante el verano

Todas sabemos que, durante el verano, nuestro cabello sufre el doble, ya bien sea por el sol, la sal del mar, el cloro de la piscina y el calor, en general. Factores que provocan una gran pérdida del brillo y resecan nuestro cabello.

Para todas aquellas que sufren por cortarse el pelo, yo recomendaría sanearlo antes del verano para así, fortalecerlo y que no se viera tan debilitado durante los meses estivales. Además, no os alarméis porque está demostrado que el pelo crece más durante el verano.

También aconsejaría que no utilizarais champús aclarantes que contuvieran agua oxigenada, ni gotas de camomila natural ni champús de extracto de manzanilla. Durante el verano, el sol actúa como mecenas de luz y brillo, aclarando nuestro cabello de forma natural sin necesidad de utilizar ningún producto.

Atención para las mujeres que tenemos el cabello fino, seco o teñido: sufre más. Esto es porque como el sol reseca mucho más el pelo, provoca que este tipo de cabellos se rompan, se caigan o se encrespen más de lo habitual. Tranquilidad y que no cunda el pánico porque ahí van algunos trucos:

En primer lugar y, por mucho que nos cueste a algunas, es mejor dejar las planchas de pelo aparcadas. Suficiente daño causan las altas temperaturas y los intensos rayos de sol como para que nos achicharremos el pelo aún más. La solución está en mantener el pelo bien hidratado.

Para ello, cada vez que nos lavemos el pelo debemos aplicarnos un acondicionador desenredante e hidratante, que facilite el peinado y mantenga el pelo sano. A continuación, nos podemos echar un sérum para evitar el encrespamiento y dar brillo al cabello. También existen sérums específicos para prevenir las puntas abiertas, que yo aconsejaría dárselos una vez a la semana, al igual que las mascarillas hidratantes y revitalizantes. El día que nos demos la mascarilla, debemos dejarla actuar unos 10-15 minutos para que haga efecto y cale en nuestro cuero cabelludo, luego aclarar y peinar sin utilizar el acondicionador.

Muy importante: cuando nos lavemos el pelo, el último aclarado hacerlo con agua fría. A parte de darle más brillo y suavidad, vas a notarlo poco a poco más sano, ya que el agua fría cierra la cutícula del cabello, lo que evita que se estropeen sus fibras.

También tenemos que evitar secarnos el pelo y peinárnoslo con secador ya que lo reseca y lo quema más. Aprovechemos las altas temperaturas para que se seque natural.

En primer lugar y como algo imprescindible cuando vayamos a la piscina o a la playa y nos tiremos horas muertas tomando el sol, ponernos un sombrero. No sólo nos protege el pelo del sol, sino que además, cumple funciones tan importantes como evitar quemaduras e, incluso, insolaciones.

Cuando vayamos a la playa o a la piscina, podemos llevar el pelo húmedo desde casa o mojárnoslo antes de darnos un chapuzón. Esto hace que el pelo absorba menos cloro o sal, ya que al estar ya empapado actúa como una esponja y no absorbe más. De todas formas, antes de tumbarnos en la toalla, siempre es bueno aclararse el pelo en las duchas para librarnos de cualquier sustancia que lo pueda dañar.

Pero los cuidados del pelo no terminan al acabarse el verano. Hay que actuar y solucionar los estragos que nos ha causado en nuestro pelo.

Para ello, existen dos medidas rápidas y eficaces. La primera es la más temida por la mayoría: un buen corte de pelo. Cuesta, pero merece la pena y, si lo saneas… ¡crecerá más rápido! Y la segunda medida, ayuda a fortalecer y evitar la caída del cabello que, al comenzar el otoño comienza a incrementarse. No se trata sólo de los champús anticaída y revitalizantes, sino más concretamente, de las píldoras anticaída. Hay muchas marcas de muchas casas (unas conocidas y otras no tanto). Yo os recomiendo las VR6, Vitacrecil e Inneov, cuyos tratamientos se extienden entre 3 y 6 meses.

Uñas, cuídalas y llévalas a la moda

Siendo el reflejo de la personalidad de todos nosotros y constituyéndose en muchas ocasiones como nuestra tarjeta de presentación, las uñas, están expuestas constantemente a múltiples daños y son más vulnerables, por eso os proponemos algunos consejos para evitar que sufran y que gocen de un aspecto envidiable.

Unos de los principales daños que causamos a nuestras uñas viene producido por el estrés, cuando estamos en situaciones de nerviosismo o aburrimiento tendemos a mordisquearlas, además de ser un hábito mal visto ante el público es dañino para nosotros mismos ya que el esmalte se daña, la uña pierde fuerza y se acaba fraccionando ocurriendo lo mismo con el esmalte de nuestra dentadura, para evitar esto, en muchas ocasiones se recurre a pintarlas con esmalte transparente que hace que morderlas nos cause una sensación de desagrado al introducirla en nuestra boca.

Otro problema que solemos encontrar es el de las cutículas, bajo ningún concepto se recomienda que las cortemos con cortaúñas, lo ideal, es que dejemos nuestras manos metidas en agua tibia durante unos minutos, de esta forma las cutículas se reblandecerán y permitirán que con palos de naranjo podamos ir levantándolas poco a poco para posteriormente utilizar el quitacutículas y quitarlas permitiendo el crecimiento de la uña.

El uso de un cepillo de uñas es el instrumento idóneo para eliminar todas las partículas que puedan acumularse bajo la superficie, lavarlas con agua fría es la medida perfecta para favorecer al fortalecimiento de la uña y recurrir a cortarlas siempre con un cortaúñas o tijera especial siempre después de haberlas lavado.

Sí queremos darlas un aspecto más sano blanqueándolas, podemos recurrir a una mezcla de 250cc de agua caliente y una cucharada de agua oxigenada, pero solamente dos veces por semana.

Para que estén hidratadas recurrir a la vaselina es una medida perfecta, después del baño aplicar vaselina o crema hidratante alrededor de las uñas y por las cutículas favorecerá a la nutrición además de permitir que las cutículas se eliminen mas fácilmente.

Últimamente todas recurrimos a los esmaltes para vestir nuestras uñas pero son perjudiciales para la transpiración de la uña y las debilitan por eso antes de pintarlas debemos aplicar una base endurecedora que favorecerá el fortalecimiento y las dará brillo.

En cuanto a los colores, los fluor son los que están causando furor, combinando colores complementarios o pintando cada una de un color haremos que nuestras manos sean las protagonistas de todas las miradas.

Los pintauñas troquelados también están teniendo mucha demanda sobre todo los que crean estampados de colores o psicodélicos.

Pero sin duda alguna la ultima moda es la de las Uñas Efecto Caviar, tras aplicar el esmalte, cuando aún esta húmedo ponemos unas bolitas que simulan el caviar y que podremos encontrar en cualquier tienda que vendan artículos de peluquería.

Este año debemos olvidarnos de las uñas largas o postizas porque la tendencia que se esta siguiendo es la de uñas cortas y rectas, que además de permitirnos estar a la moda nos dejaran desarrollar el día a día de forma más cómoda.