Remedios caseros ante bajas temperaturas

Aunque son muchos los días que nos separan de la llegada de la estación más friolera del año, el invierno, no ha dado señales de vida hasta hace muy poco días. Ante las bajas temperaturas son varias las zonas que, al igual que las estaciones, cambian C2090-614 de estado como, por ejemplo, el rostro y las manos.

Ambas zonas se someten http://www.achatdoudounepascher.fr
a temperaturas muy bajas y, como consecuencia, sufren un cambio radical que no permite que nos sintamos a gusto. Por ello, os ofrecemos varios remedios caseros para mantener una piel suave y tersa, sin necesidad de quedarse en casa.

Para la piel seca no hay mejor remedio que el resultado de mezclar medio aguacate y una cucharada de aceite de oliva. Simplemente hay que aplicarla durante 15 minutos y aclarar después con agua tibia. De esta manera simple, barata y eficaz, nuestro rostro dejará de estar seco para lucir un brillo natural.

Siempre se ha dicho que el plátano es la fruta más completa de las existentes pero, en este caso, no nos sirve parea mejorar el deterioro facial. En cambio, otra fruta menos amarilla y con interesantes propiedades para la piel, es la manzana. Simplemente hay que triturarla hasta hacer una pasta con ella, una vez después de haber cocido la fruta en el fuego. Minutos posteriores y una vez que está fría, se aplica suavemente an la cara, cubriendola C2090-617 como una si de una auténtica mascarilla se tratara. Tras contar 10 minutos en el reloj, podemos retirala con agua tibia.

Almendras crudas y una cucharada de yogurt. Te preguntarás para qué sirven estos dos alimentos, o mejor dicho,achatdoudounepascher qué efecto producen si lo aplicas al rostro. Simplemente una piel  envidiable y sana, siguiendo las siguientes pautas: pica cinco almendras en un mortero y mézclalas con una cuchara de yogurt. Aplíca en el rostro durante tres minutos y ¡listo!

 Si tus manos parecen agrietadas y resecas, debido a que es la parte del cuerpo que menos cuidamos y que, en cambio más exponemos ante productos peligrosos, tenemos unos consejos prácticos y rápidos para solucionar el problema con alimentos de primera necesidad.

Patata. Cogemos una patata mediana y la lavamos para posteriormente pelarla. Calentamos un cazo y cuando esté hirviendo, cocemos la patata. Cinco minutos después, retiramos el recipiente del fuego y hacemos un puré con su contenido. Añadimos dos cucharadas de leche y dos de miel y lo guardamos en un envase de vidrio con cierre hermético.

Aceite. Aplicar directamente tres gotas de aceite de caléndula en las manos dos veces al día (con preferencia en la mañana y en la noche) con una pizca de azúcar. Ahí tienes una especie de peeling casero que mantendrá tus manos suaves y tersas.

En cambio, si no sólo te conformas con mantener una piel cuidada y quieres brillar allá por donde pases, tratamientos como el peeling químico, mesoterapia facial o la microdermoabrasión son otras técnicas efectivas para la piel de las que os informamos en post anteriores.

Viste tu cuello con alegres bufandas y pañuelos

Son sencillos, algunos de colores alegres y otros más discretos. Sea cual fuere el que hayas elegido, seguro que a la vez que te sientes más calentita, también le das un toque original a tu estilo. Hablamos de las bufandas, pañuelos y foulards. Esos complementos que nos echamos al cuello sea cual sea la temporada en la que estamos. Más gorditos en invierno para abrigarnos la garganta y más ligeros en verano para hacer más llamativa nuestra vestimenta. Siempre suelen acompañarnos como si de una prenda más se tratara.

Hoy queremos que visites Cocktail de Mariposas, un blog de moda, belleza y comunicación en el que encontrarás las mejores ideas a la hora de elegir el que más se adapte a tu estilo o a la ropa que en ese momento lleves, además de otros muchos consejos de moda.

Para invierno, lo mejor es que te decantes por las más abrigadas, las típicas de lana. Son meses de temperaturas muy bajas y llevarlas te supondrá ahorrarte algún resfriado. Desde hace algunas temporadas podemos ver en las tiendas unas bufandas muy cómodas que a la vez que te resguardan del frío son más fáciles de llevar que las tradicionales. Hablamos de las llamadas bufandas tubo o cuellos. Son cerradas por lo que evitarás que con el viento se te vayan desenroscando de la garganta. Puedes encontrarlas en cualquier tienda de ropa, en la sección de bufandas y pañuelos. Elígela de un tono fácil de combinar y podrás ponértela con cualquier color de chaqueta o jersey.

Pero puede que seas de las personas a las que les agobia tener tan abrigado el cuello. En ese caso, para ti están los foulards. Los encontrarás de cualquier tipo, color o estampado. Es cierto que son más alegres porque existe más variedad de tonos a la hora de elegir uno de estos. Además al ser menos abrigados, podrás hacer uso de ellos no sólo en invierno si no que también son útiles en otras temporadas como el otoño o la primavera cuando las temperaturas no son todavía lo suficientemente altas como para cambiar a unos pañuelos menos abrigados.

Para el verano, puede que seas de las personas a las que también les gusta tener algo en el cuello. Obviamente tendrás que elegir algunos de los menos cargados. Suelen verse los de tela de imitación a la seda, similares a los que los que llevan las azafatas.

Ya ves, es indiferente la temporada en la que estés, llevar al cuello un pañuelo o una bufanda no está reñido con los grados que estén cayendo sobre ti.

Ponte guapa este invierno desde casa

No hace falta que nos gastemos un dineral en acondicionar nuestro cuerpo a las nuevas condiciones climatológicas que el invierno trae.

La falta de horas de luz y la bajada de temperaturas, son elementos que afectan a nuestra piel, pelo y estado de animo, por eso os ofrecemos algunos consejos que podéis seguir para que vuestro cuerpo y mente se acondicionen a esta estación y luzcáis espléndidas.

El cambio de ánimos es algo normal en esta estación, conocido como Trastorno Afectivo Emocional se produce porque hace mal tiempo, oscurece antes… Científicamente hablando, la luz natural activa la serotonina, dopamina y la noradrenalina, neurotransmisores que nos estimulan, al faltar luz natural, la actividad se ralentiza y la menor actividad puede derivar en estados de cansancio e inapetencia, por ello podemos recurrir a la Fototerapia que se realiza con una caja de luz que emite radiación brillante y filtra rayos ultravioletas mejorando la secreción de melatonina y disminuyen el numero de hormonas responsables del estrés.

Otra consecuencia del invierno es el cambio alimenticio, en verano solemos comer alimentos más ligeros, frutas y verduras que aportan más micronutrientes. En invierno optamos por otros tipos de comidas que no aportan más que calorías y no aminoácidos tan importantes como la tirosina que se encarga de avivar los neurotransmisores que controlan el animo, la atención, concentración… También debemos revisar en nuestra dieta alimentos que contengan y magnesio que nos ayudan a combatir la fatiga mental.

Las uñas y la piel sufren también la llegada del frío por ello es conveniente tomar pastillas que contengan selenio y vitaminas B2, B3, B6, E y zinc para que se refuercen.

En el caso de la piel, las calefacciones hacen que la piel se reseque por eso os recomendamos una crema hecha a base de ácido hialurónico y colágeno marino, Expert Hialurónico de Forté Pharma que te ayudará a combatir las pieles resecas, además de utilizar un maquillaje especial para esta estación que aporte hidratación.

Los maquilladores profesionales recomiendan la aplicación de una crema hidratante, un filtro solar y posteriormente la base del maquillaje.

Para las ojeras, os dimos algunos trucos en post anteriores, pero el uso de un iluminador, es esencial, ya que en esta estación son más pronunciadas, tampoco debemos recargar la mirada con sombras oscuras, sino con colores eléctricos y pasteles.

En cuanto al cabello, sí lo tienes  reseco puedes optar por tratamientos como el de jean luis david con el que podrás regenerar y nutrir tu melena.

Si la humedad hace que se encrespe puede hacerte el alisado japonés que lo evita totalmente, alisado de queratina con el que conseguirás volumen sin encrespamiento, ambos tratamientos rondan entre los 200 y 500 euros.

Para evitar la caída, debemos recurrir a las vitaminas del grupo B que estimulan la renovación del cuero cabelludo desde las capas más profundas.