La lipólisis láser desmarca a la liposucción tradicional

Un nuevo tratamiento mínimamente invasivo que utiliza rayos láser para derretir la grasa podría reemplazar a la cirugía del abdomen o abdominoplastia, también conocida como «tummy tuck», según demuestra una investigación realizada en más de 2.000 personas, cuyos resultados se han presentado en la reunión científica anual de la Sociedad Estadounidense de Radiología Intervencionista, que se celebra en Nueva Orleans (Estados Unidos).

lipólisis láser

El láser utiliza la energía sobre la grasa sin afectar a los otros tejidos, lo que permite una recuperación más rápida que la liposucción tradicional, según ha asegurado el principal investigador Abbas Chamsuddin, autor principal del estudio y radiólogo de intervención en el Centro de Cirugía Láser y Cirugía en Atlanta, Georgia.

Además, el láser hace que el colágeno se contraiga, lo que tensa la piel, y este endurecimiento alivia el miedo a la flacidez de la piel, una queja común después de la liposucción estándar. La lipólisis láser también permite la eliminación de grasa más que la liposucción estándar

Se ha seguido a los pacientes diariamente durante una semana y luego al mes, a los tres y seis, controles en los que se ha encontrado una mejora en la reducción de masa grasa y estiramiento de la piel en todas las áreas tratadas.

Ahora se puede tener un abdomen más apretado sin necesidad de cirugía, según ha demostrado el estudio encabezado por Chamsuddin.

Cómo perder esos kilos cogidos en verano

Después de unas vacaciones, da igual que fuesen cortas o largas, todas volvemos con la misma preocupación, algunos kilos se han sumado a nuestra figura, y si recordamos que ya habíamos cogido otros tantos más, la bascula ha incrementado sus cifras y nos cuenta la verdad…

Queremos resultados rápidos y acudimos a las dietas milagro que prometen la bajada de todos esos kilos en poco tiempo, pero realmente esas promesas no se cumplen, son efectivas durante el tiempo que se lleva a cabo, que suelen ser tres días hasta que vemos que sí que hemos perdido algunos kilos, nuestra motivación desaparece por la euforia de haber conseguido algo y caemos en la tentación de celebrarlo con los alimentos prohibidos, haciendo que la báscula gane de nuevo la partida e incluso aumentemos de nuevo el peso.

Por eso, os damos otra opción para las que queráis perder peso y no recuperarlo, a cambio de un desembolso económico y algo de empeño realizando una dieta y deporte podremos conseguir el peso y la figura que deseamos.

Cuando se acude a una clínica para que diagnostiquen que tipo de obesidad se sufre se realiza un estudio sobre los alimentos que el organismo del paciente no asimila bien y le puede producir esa acumulación de grasas y el aumento de peso, en primer lugar cuidar el interior es el paso que hay que dar para que el exterior se vea bien.

Tras realizar un estudio hormonal el paciente recibe asesoramiento sobre los diferentes métodos que existen para lograr la figura que desea.

En post anteriores os informamos sobre la mesoterapia, presoterapia y la radiofrecuencia que son algunos tratamientos que podemos encontrar en estos centros, pero existen otros como son la Termosudación con el que se pretende eliminar la celulitis localizada, las personas que hayan comenzado una dieta con este tratamiento aumentaran los efectos de la misma a través de la eliminación de las toxinas la figura se irá moldeando. El cuerpo se cubre con cremas lipolíticas y reductoras que actúan con el efecto calor que proporciona la manta térmica que se pone sobre el paciente.

Otro tratamiento que esta muy demandado es la vela Smooth, aplicando infrarrojos, radiofrecuencia bipolar, succión y masaje de tracción la grasa queda movilizada, se calienta y finalmente se drena consiguiendo que el contorno se reduzca, se pierda peso y se elimine la celulitis y la piel de naranja.

El drenaje linfático es otro tratamiento al que se recurre para la perdida de peso y modelación  del cuerpo, mediante masajes que actúan directamente sobre el sistema linfático se eliminan toxinas y se activa la circulación.

Finalmente otro de los tratamientos que llevan a conseguir la figura deseada es la Liposucción, este tratamiento requiere un procedimiento quirúrgico y conlleva más riesgos que los explicados anteriormente. La liposucción consiste en eliminar grasa localizada de zonas que ni con dieta ni ejercicio pueden eliminarse. No es un método para perder peso sino para atacar la grasa que estéticamente afean la figura. Mediante unas grandes agujas se va absorbiendo la grasa, tras la operación que requiere de anestesia general, el cuerpo se venda totalmente con una faja que comprime la figura con el fin de “modelar” el contorno. El postoperatorio es largo y doloroso, pero los resultados obtenidos son definitivos ya que la figura que se obtiene es la deseada.

Debemos recordar que sin la ayuda de una buena alimentación y la práctica de ejercicio estos tratamientos no tendrían validez.