Esmalte de uñas permanente, última moda

El colorido de la ropa que llevamos en verano invita a pintarnos las uñas con esos mismos tonos, alegres, cálidos. Pero los baños en la piscina y la playa pueden hacer que el esmalte dure muy poco tiempo al completo. Por eso la última moda viene de la mano del esmalte de uñas permanente, tendencia que ha llegado para quedarse.

Esmalte permanente¿Por qué dura más que los esmaltes tradicionales? Porque se utiliza un gel diferente al de los convencionales cuya durabilidad puede ampliarse hasta las 3 semanas. La forma de aplicarse es muy igual que los esmaltes que estamos acostumbradas a tener en casa. De una forma fácil, sencilla y cómoda, el único requisito que debes tener en cuenta es que las uñas deberás pulirlas previamente, aplicando una base o fortalecedor. Otra cosa que deberás tener en cuenta será la necesidad de contar con una lámpara led que una vez aplicado el gel en las uñas, deberás poner bajo su luz para que se fije.

La dureza de este esmaltado hace que sea inmune incluso a las tareas de la casa o al uso de agua caliente. Eso sí, es tal la fortaleza de este gel que puede llegar a debilitarte la uña, por lo que no es recomendable usarlo durante un periodo continuado de tiempo. Otro inconveniente que deberás tener en cuenta será el hecho de que los geles empleados para esta manicura permanente tienen un coste superior a los convencionales y una vez abiertos tienen un proceso de secado mucho mayor que los tradicionales, de forma que los deberás usar rápidamente si no quieres que se echen a perder.

Esmalte de uñas de El Corte InglésPara encontrar estos geles de esmaltado permanente sólo tienes que acudir a lugares donde cuenten con una droguería – perfumería actual y moderna. Es el caso por ejemplo de El Corte Inglés, donde los encontrarás de todos los colores y a un precio bastante asequible, tan sólo por 15, 10€.

Recuerda que para tener un resultado excelente, mejor acude a un centro especializado donde te lo harán con la máxima profesionalidad.

¿Vas a casarte? Sigue estos sencillos consejos para estar más guapa

Si hay un día importante en la vida de una mujer, ese es sin duda, el día de su boda. Los preparativos empiezan con muchos meses de antelación: iglesia, juzgado, banquete, invitaciones, viaje de novios…Pero hay algo mucho más importante que todos estos preparativos y son los cuidados de belleza que la novia comienza con casi medio año de antelación. Es mejor que estos tratamientos se vayan gestando poco a poco y no apurar hasta el último momento para hacerlos.

Tratamientos facialesEn cuanto al cuidado de la piel de la cara, existen varios métodos que hay que poner en marcha unos meses antes. Para ello será fundamental que empieces con una higiene facial en la que limpiar impurezas y preparar la piel para el tratamiento especial a la que le someteremos. Existen packs especiales para novias como el Champagne The Cure, un tratamiento anti-estrés en el que sus productos aclaran el tono de la piel aportándola luminosidad. Los expertos recomiendan realizar el tratamiento una vez por semana. Otro de los que recomiendan es ElectroProteC Novias que consigue la corrección de las marcas de expresión además de prevenir las arrugas gracias a la Vitamina C. Los profesionales dicen que a partir de la primera sesión los efectos se hacen visibles.

Las cejas y las pestañas también requieren un cuidado especial. Ambas son determinantes para potenciar la mirada y darla aún más expresión. Además puede enmarcar el rostro y hacer que a la hora de aplicar el maquillaje se potencie más el efecto.

Tratar el escoteLa preparación de una boda requiere mucho tiempo y sobre todo atención. Descuidos y olvidos pueden hacer que alguna zona quede abandonada sin su correspondiente tratamiento. Es el caso del escote, los hombros, los codos y la espalda. Zonas que además despertarán sí o sí las miradas de los invitados por ir descubiertas. Por eso es imprescindible hacer unas sesiones revitalizantes que mejorarán la piel de estas partes del cuerpo haciéndolas más atractivas para ti, para el afortunado no vio y para el resto de invitados.

Pero no todos los cuidados quedan en la cara. Seis meses antes deberás sin embargo, tendrás que empezar a preocuparte por el peinado. ¿Quieres el color de pelo que tienes? ¿Lo prefieres más corto, más largo? Tendrás que pensarlo cuanto antes para empezar con los cuidados necesarios que requieran.

El peso sin duda también es uno de los aspectos que más en cuenta tienen las novias. Si necesitas perderlo, no hagas dietas milagro que tengan efecto yo-yó y que pueda hacer acto de presencia unas semanas antes de la boda. Lo mejor será que visites a un profesional que te asesore sobre la alimentación que debes tomar y el ejercicio que tienes que practicar. Verás cómo los resultados son más notables además de más permanentes.

Perder peso para la boda

Seis meses antes también deberás empezar con los tratamientos para tus dientes. Si necesitas algún tipo de blanqueamiento háztelo cuanto antes y si crees que debes corregir algunas imperfecciones en la distribución de tus dientes, acude al dentista cuanto antes para que te aconseje las mejores opciones en su colocación.

La fecha se va acercando, por eso tres meses antes ya debes tener prácticamente claro el peinado y el maquillaje que llevarás. Además es el momento de empezar a probar la manicura y pedicura que lucirás ese día.

Los 10 días previos serán de auténtica locura, pero no dejes que el pánico se apodere de ti. Por eso recuerda que deberás hacerte la definitiva limpieza facial, además de reforzar el rizo y tinte de las pestañas. Lo mismo ocurre con la manicura y pedicura. Para que sea permanente durante la boda y la luna de miel, es recomendable hacerte la definitiva, aunque no hay que abusar excesivamente de esta técnica pues daña mucho a la uña.

Y por último prohibido hacer días antes de la boda: cambiar de cosméticos, cortarte el pelo, tomar el sol, darte un tinte diferente, tomar rayos UVA, cambiar la forma de las cejas…Ahórrate estas prácticas si no quieres tener una sorpresa el día más especial de tu vida.

Son muchos los consejos que se recomiendan para la boda. Asesórate bien con maquilladores y profesionales de confianza que te ayuden en todos estos preparativos.

Las manos, siempre perfectas

Aparte de la cara, probablemente las manos sea la parte del cuerpo más visible. Para cualquier encuentro, siempre las utilizamos, bien para saludar a nuestro interlocutor o para tomar un simple café en una reunión de trabajo.

Por eso siempre debemos tenerlas impolutas. Mostrar unas manos ásperas, con grietas y uñas descuidadas puede ser muy desagradable además de decir mucho de nuestra poca higiene personal.

Para conseguir unas manos perfectas tendrás que empezar por lo más sencillo: el lavado y secado. Hacerlo correctamente nos supondrá un gran avance para lograr unas manos perfectas.

Lavar las manos con jabón antibacterianoAl lavarlas tienes que tener especial cuidado en el tipo de jabón que uses. Intenta que sea antibacteriano y el agua que utilices ponla a una temperatura agradable, que no esté excesivamente caliente para que no las dañe. El lavado debe durar entorno a 20 segundos en los que tienes que frotar uno a uno todos los dedos por todas las partes posibles para que queden completamente limpios. Repite este ejercicio después de comer, tocar tu mascota, cocinar…en general siempre que consideres que tus manos hayan podido entrar en contacto con bacterias.

Si eres una mujer que a diario está en contacto con productos de limpieza, siempre, recuerda siempre, utiliza guantes para protegerlas. Son muy agresivos y dañarán de igual forma manos y las uñas.

Después de cada lavado o contacto con el agua deberás aplicar sobre las manos crema hidratante que las refrescará y hará que siempre estén protegidas por una mezcla específica para ello.

 Hidratar las manos con crema

Hay algunas manos que por las características de la propia piel están mucho más resecas que las de otras mujeres. Para esto también hay solución. Sumérgelas  en aceite de almendra o de rosa de mosqueta. Verás como en tan sólo unos días tus manos poco a poco van estando más hidratadas y abandonan la secura a la que habían estado sometidas con anterioridad.

La noche puede ser un buen momento para hidratar tus manos. Mientras tú duermes algunos productos trabajan haciendo que esta parte del cuerpo experimente cambios positivos. Aplícate vaselina sobre ellas y ponte a continuación guantes de algodón. Permanece así el tiempo que duermas y verás como en unos días, si repites este ritual cada noche, tus manos estarán más hidratadas.

Con estos sencillos consejos puedes hacer que esta parte del cuerpo tan visible en todas las ocasiones esté completamente suave y cuidada durante cualquier época del año.