Puesta a punto después del verano

 Lo hemos pasado muy bien en verano. Seguro que has disfrutado de largos paseos bajo el sol, de días de piscina y playa. Todo esto pasa factura a nuestro cabello y sobre todo a nuestra piel que hemos tenido durante más tiempo expuesta a los rallos del sol. Los días son cada vez más cortos y en breve tendremos aquí el otoño. Por lo que nos prepararnos para recibirlo como Dios manda. Hay ciertos tratamientos que podemos realizar para reparar la piel y el cabello de los agentes externos del verano y prepararla para un frío invierno.

Nuestro cabello se ha podido aclarar por el sol o dañar con el cloro de las piscinas o el salitre del mar. Pero además debemos de contar con que en los equinocios, en este caso el de otoño, el cabello es propenso a perder fuerza y a caerse. Por ello es aconsejable tomar algún complejo vitamínico, como el que nos ofrece Densilogy de Inneòve  que mejore la salud de nuestro pelo. Además lo notaremos también en las uñas. Por otro lado debemos utilizar un champú nutritivo y acompañarlo una vez a la semana de una mascarilla que lo reparará en profundidad. Loreal tiene una gama, Expert Solar Sublime, que te ayudará a repararlo.

La piel es el órgano más amplio de nuestro cuerpo, y muchas veces el más olvidado. La exposición continua al sol puede deshidratar nuestra piel y nos hace perder la textura y luminosidad. Al volver de las vacaciones es importante hacernos un peeling corporal. Además de eliminar células muertas conseguiremos que al aplicarnos la crema hidratante nos nutra más.

El rostro es el gran afectado del verano. Hemos pasado muchos días al aire libre y eso pasa factura. Debemos realizarnos una higiene facial en algún centro especializado para limpiar poros, retirar pieles muertas y lograr que nuestra piel resplandezca de nuevo. Pero si además nos han salido manchas por el sol, entonces son palabras mayores.   Podemos tratarlas en casa con productos despigmentantes como los que nos ofrece Clinique para conseguir un tono más uniforme. Si son manchas más persistentes o profundas puedes acudir a centros especializados como la Clinica planas donde te realizaran un estudio y te plantean la mejor solución para tu problema.

Por último, pero no menos importante, tener en cuenta que debemos mantener una alimentación adecuada y una rutina en la higiene y tratamiento de nuestro rostro y cabello para que los beneficios que estos tratamientos nos aportan se alargen lo máximo en el tiempo.

Cuida tu pelo durante el verano

Todas sabemos que, durante el verano, nuestro cabello sufre el doble, ya bien sea por el sol, la sal del mar, el cloro de la piscina y el calor, en general. Factores que provocan una gran pérdida del brillo y resecan nuestro cabello.

Para todas aquellas que sufren por cortarse el pelo, yo recomendaría sanearlo antes del verano para así, fortalecerlo y que no se viera tan debilitado durante los meses estivales. Además, no os alarméis porque está demostrado que el pelo crece más durante el verano.

También aconsejaría que no utilizarais champús aclarantes que contuvieran agua oxigenada, ni gotas de camomila natural ni champús de extracto de manzanilla. Durante el verano, el sol actúa como mecenas de luz y brillo, aclarando nuestro cabello de forma natural sin necesidad de utilizar ningún producto.

Atención para las mujeres que tenemos el cabello fino, seco o teñido: sufre más. Esto es porque como el sol reseca mucho más el pelo, provoca que este tipo de cabellos se rompan, se caigan o se encrespen más de lo habitual. Tranquilidad y que no cunda el pánico porque ahí van algunos trucos:

En primer lugar y, por mucho que nos cueste a algunas, es mejor dejar las planchas de pelo aparcadas. Suficiente daño causan las altas temperaturas y los intensos rayos de sol como para que nos achicharremos el pelo aún más. La solución está en mantener el pelo bien hidratado.

Para ello, cada vez que nos lavemos el pelo debemos aplicarnos un acondicionador desenredante e hidratante, que facilite el peinado y mantenga el pelo sano. A continuación, nos podemos echar un sérum para evitar el encrespamiento y dar brillo al cabello. También existen sérums específicos para prevenir las puntas abiertas, que yo aconsejaría dárselos una vez a la semana, al igual que las mascarillas hidratantes y revitalizantes. El día que nos demos la mascarilla, debemos dejarla actuar unos 10-15 minutos para que haga efecto y cale en nuestro cuero cabelludo, luego aclarar y peinar sin utilizar el acondicionador.

Muy importante: cuando nos lavemos el pelo, el último aclarado hacerlo con agua fría. A parte de darle más brillo y suavidad, vas a notarlo poco a poco más sano, ya que el agua fría cierra la cutícula del cabello, lo que evita que se estropeen sus fibras.

También tenemos que evitar secarnos el pelo y peinárnoslo con secador ya que lo reseca y lo quema más. Aprovechemos las altas temperaturas para que se seque natural.

En primer lugar y como algo imprescindible cuando vayamos a la piscina o a la playa y nos tiremos horas muertas tomando el sol, ponernos un sombrero. No sólo nos protege el pelo del sol, sino que además, cumple funciones tan importantes como evitar quemaduras e, incluso, insolaciones.

Cuando vayamos a la playa o a la piscina, podemos llevar el pelo húmedo desde casa o mojárnoslo antes de darnos un chapuzón. Esto hace que el pelo absorba menos cloro o sal, ya que al estar ya empapado actúa como una esponja y no absorbe más. De todas formas, antes de tumbarnos en la toalla, siempre es bueno aclararse el pelo en las duchas para librarnos de cualquier sustancia que lo pueda dañar.

Pero los cuidados del pelo no terminan al acabarse el verano. Hay que actuar y solucionar los estragos que nos ha causado en nuestro pelo.

Para ello, existen dos medidas rápidas y eficaces. La primera es la más temida por la mayoría: un buen corte de pelo. Cuesta, pero merece la pena y, si lo saneas… ¡crecerá más rápido! Y la segunda medida, ayuda a fortalecer y evitar la caída del cabello que, al comenzar el otoño comienza a incrementarse. No se trata sólo de los champús anticaída y revitalizantes, sino más concretamente, de las píldoras anticaída. Hay muchas marcas de muchas casas (unas conocidas y otras no tanto). Yo os recomiendo las VR6, Vitacrecil e Inneov, cuyos tratamientos se extienden entre 3 y 6 meses.

Pérdida de cabello por estrés

La alopecia natural es una consecuencia común del avance inevitable de los años. Fisiológicamente, no sólo afecta a los hombres, y suele estar provocada por la herencia genética y por los cambios en la hormona testosterona. Ahora bien, no siempre es así, a veces puede estar relacionado con algún estado emocional alterado o alguna enfermedad, como por ejemplo, el estrés.

Caída del pelo

Se confunde constantemente el estrés con una patología, cuando no es así en absoluto. No es más que un modo de defensa que posee nuestro organismo, una forma de estar alerta ante la sospecha de un peligro. El problema viene cuando dicho estrés se alarga en el tiempo acarreando consecuencias fisiológicas y psicológicas graves, entre ellas la caída del pelo.

Podemos ser nosotros mismos los causantes de una pérdida de pelo mayor.

Aunque la caída de nuestro cabello es una cuestión fisiológica, puede empeorarse mucho por efecto de nuestra propia mente. Así, si uno está sometido a un cuadro de ansiedad y está perdiendo pelo progresivamente, puede acrecentar aún más la caída al ser consciente de ello, generándose a sí mismo aún más ansiedad y cayendo en un círculo vicioso muy peligroso.

Por ello, lo más recomendable es calmarse, no preocuparse demasiado y, una vez podamos pensar con claridad, tomar las medidas pertinentes para intentar evitar, en la medida de lo posible, la caída del pelo. Incluso es acertado pensar que, en última instancia, existen numerosos tratamientos que pueden ayudar en situaciones límite.

Lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de cuidar nuestro pelo es que la alimentación cumple un papel fundamental en su fortalecimiento y crecimiento. De hecho, una falta de vitaminas o minerales grave puede ser suficiente para provocar la caída del cabello, sin necesidad de ningún otro factor adicional.

Aunque parezca obvio, también se antoja necesario mantener una buena higiene capilar, empleando productos de calidad e incluso aquellos que ayuden a evitar la caída del pelo. También hay que procurar usar cepillos o peines (en caso de usarlos) con cerdas suaves que eviten el arrancado del cabello en momentos delicados.

Por supuesto y antes de tomar ninguna medida, lo idóneo es informarse correctamente. Para ello, lo más responsable es solicitar un diagnóstico profesional que nos arroje luz sobre el verdadero foco del problema. En la página web del Instituto del pelo podrás obtener mucha información sobre los distintos tipos de alopecia que hay. Actuar cuanto antes puede suponer la diferencia entre perder y no perder nuestro pelo.

Consejos para mantenerte guapa

En Más Bella queremos que no sólo te sientas guapa por dentro, sino también por fuera. Ya sabes lo que dicen, la cara es el espejo del alma, asique tener una buena imagen en tu físico también hará que te sientas más hermosa por dentro.

CejasBuscando por internet hemos encontrado una serie de trucos que pueden ayudarte a hacer que tu cara no sólo parezca más joven, sino que además lo haga también más saludable. En la página web de la revista Elle apuestan por recomendarte regular desde tu alimentación hasta los productos de maquillaje que uses en tu día a día. Teniendo en cuenta todas estas cosas, puedes llegar a reducir hasta 5 años la apariencia de tu físico. Un truco cada vez más usado en las pasarelas es el de oscurecer las cejas. Hace algunos años estuvo de moda dejarlas muy finitas, lo que hace que nos echemos años encima. Para quienes hayan hecho esto, o simplemente las tengas muy estrechas, es recomendable pasar un pincel con sombra de un tono parecido a nuestras cejas y darles un poco más de volumen..

Media melenaEl cabello también es muy importante a la hora de quitarnos o ponernos años encima. El corte ideal es la media melena que da frescura y versatilidad. Con o sin flequillo, apuesta por esta longitud que logrará reducir la edad que verdaderamente tienes.

Y como la alimentación también es fundamental, hay un consejo que no puedes pasar por alto y es el aceite de oliva. Sus características vitamínicas hacen que se eliminen del cuerpo algunas células cancerígenas además de ayudar a reforzar las uñas débiles. No olvides tomates, berenjenas, pimientos o zanahorias.

A la hora de maquillarte, dale a tus mejillas vida, pero descarta los tradicionales colores marrones, morados o lilas, y haz que tu cara se sonroje más naturalmente con tonos como los rojos o rosas. Y lo mismo ocurre con la base que apliques a tu cara. Procura que ilumine el rostro pero sin abundantes brillos, por eso la mejor opción está en aquellos de color amarillo.

Siéntete guapa en el embarazo

Cuando hablamos de belleza, lo hacemos pensando en una mujer guapa que luce una piel perfecta y viste ropa de última moda. Pero a veces las mujeres experimentamos cambios en nuestro cuerpo que nos provocan sensaciones diferentes a la vez que agradables. Hablamos de cuando un niño crece en nuestro vientre. Dicen que las mujeres embarazadas adquieren un color diferente, una belleza especial. Y puede ser cierto, el pelo brilla más que nunca y la mirada tiene una luz especial.

Siéntete espléndida durante el embarazoOlvídate de eso de “tienes que comer por dos”. La mejor opción será tener una dieta equilibrada y adecuada que no sólo te ayudará a no coger kilos demás, sino que también será  beneficiario para tu bebé. Frutas, legumbres, carnes, pescados…no te dejes ningún alimento de la pirámide alimentaria de lado. También puedes hacer algún que otro ejercicio para a la vez que te mantienes ágil, te muevas y conserves tu peso. En cuanto al agua recuerda que es muy importante beber al menos dos litros al día. No sólo por el embarazo, sino también porque te ayudará a depurar tu organismo evitando así, la retención de líquidos.

En cuanto a la piel, hidrátala a diario para mantenerla suave y evitar que aparezcan las tan comunes estrías. Aplícala sobre todo en las zonas más conflictivas: las caderas, el abdomen y los senos.

El primer trimestre de embarazo tanto las uñas como el pelo adquirirá una fortaleza que probablemente nunca hayas experimentado. Aprovéchate de esta situación y mantén tu melena bien cuidada con un cepillado mañanero que dará al pelo brillante durante todo el día.

El pecho crece durante el embarazoProbablemente durante los primeros meses verás como el pecho experimenta cambios que nunca habías sentido. Si eres de las mujeres que tiene poca talla…ya sabes, aprovéchate y luce escote. El sujetador será imprescindible en esta etapa de tu vida, por eso elige el que mejor se adapte a tu cuerpo, recordando, eso sí, que a medida que vayan pasando los meses, irá creciendo cada vez más.

El embarazo es una etapa en la vida de las mujeres irrepetible. Son muchas las ventajas en la belleza que nos aporta. Asique no temas en aprovecharte durante estos meses de los regalos que te brinda la naturaleza.