Tintes henna para el pelo

Se está popularizando entre muchas jóvenes la tendencia de tintar con henna. Un producto que si bien no te ofrece un amplio abanico de colores como ocurre con los convencionales, sí que da mayor seguridad a tu pelo, debido a que es un pigmento natural obtenido directamente de las plantas.

Los tintes henna tienen la limitación de que sólo pueden dar a tu pelo un toque rojo cobrizo que no siempre queda de la misma forma en todos los cabellos. Desconfía de aquellas mezclas que dicen ser henna pero que te ofrece varios colores. En este caso se han hecho con productos artificiales y pueden provocar en tu cabello alguna reacción inesperada que no encontrarás con los naturales.

¿Por qué se ha popularizado? Su duración puede ser una de las principales razones que lo han convertido en producto de moda. Hasta seis meses el pelo conserva el color tintado, aunque es conveniente ir retocando las raíces cada 4 o 6 semanas para que queden cubiertas.

Para administrarlo, puedes encontrar en internet muchos vídeos que te dan el paso a paso de cómo hacer este procedimiento.

Los expertos en este tipo de tinte recomiendan que se aplique sobre cabellos vírgenes, es decir, todos aquellos que no han sido sometidos anteriormente a ningún tipo de alisado chino o permanente. También dicen que es óptimo para pelos grasos, sin volumen o finos ya que tiene propiedades muy beneficiosas.

Tras esta breve descripción de los tintes con henna, vamos a comentarte las ventajas y desventajas que supone utilizarla, para que no te sorprenda ninguna posterior reacción.

Ventajas

– En primer lugar al ser aplicada desde la mismísima raíz hasta las puntas ayuda a revitalizar y proteger el cuero cabelludo.

– Los efectos secundarios o reacciones adversos son prácticamente inexistentes.

– Puede ser aplicado el número de veces que queramos, es compatible con la queratina del pelo y además le proporciona brillo y textura.

Desventajas

–          En algunas tiendas suele venderse henna artificial bajo el emblema de natural. Viene mezclada con productos químicos para que la coloración quede más uniforme. Incluso algunos contienen plomo. En este caso deséchalos de inmediato, es un mineral muy perjudicial para el cabello.

–          Cuando lo apliques intenta utilizar guantes de latex para que no se dañen las manos.

–          Desde los años 70 la henna cuenta con mala reputación debido a los malos hábitos que durante esta década se tomaron, haciendo que en muchas ocasiones, la tonalidad quedara anaranjada.

–          No tiene tanta resistencia como el tinte artificial. Al ser natural con el paso de los lavados va desapareciendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *