Viste tu cuello con alegres bufandas y pañuelos

Son sencillos, algunos de colores alegres y otros más discretos. Sea cual fuere el que hayas elegido, seguro que a la vez que te sientes más calentita, también le das un toque original a tu estilo. Hablamos de las bufandas, pañuelos y foulards. Esos complementos que nos echamos al cuello sea cual sea la temporada en la que estamos. Más gorditos en invierno para abrigarnos la garganta y más ligeros en verano para hacer más llamativa nuestra vestimenta. Siempre suelen acompañarnos como si de una prenda más se tratara.

Hoy queremos que visites Cocktail de Mariposas, un blog de moda, belleza y comunicación en el que encontrarás las mejores ideas a la hora de elegir el que más se adapte a tu estilo o a la ropa que en ese momento lleves, además de otros muchos consejos de moda.

Para invierno, lo mejor es que te decantes por las más abrigadas, las típicas de lana. Son meses de temperaturas muy bajas y llevarlas te supondrá ahorrarte algún resfriado. Desde hace algunas temporadas podemos ver en las tiendas unas bufandas muy cómodas que a la vez que te resguardan del frío son más fáciles de llevar que las tradicionales. Hablamos de las llamadas bufandas tubo o cuellos. Son cerradas por lo que evitarás que con el viento se te vayan desenroscando de la garganta. Puedes encontrarlas en cualquier tienda de ropa, en la sección de bufandas y pañuelos. Elígela de un tono fácil de combinar y podrás ponértela con cualquier color de chaqueta o jersey.

Pero puede que seas de las personas a las que les agobia tener tan abrigado el cuello. En ese caso, para ti están los foulards. Los encontrarás de cualquier tipo, color o estampado. Es cierto que son más alegres porque existe más variedad de tonos a la hora de elegir uno de estos. Además al ser menos abrigados, podrás hacer uso de ellos no sólo en invierno si no que también son útiles en otras temporadas como el otoño o la primavera cuando las temperaturas no son todavía lo suficientemente altas como para cambiar a unos pañuelos menos abrigados.

Para el verano, puede que seas de las personas a las que también les gusta tener algo en el cuello. Obviamente tendrás que elegir algunos de los menos cargados. Suelen verse los de tela de imitación a la seda, similares a los que los que llevan las azafatas.

Ya ves, es indiferente la temporada en la que estés, llevar al cuello un pañuelo o una bufanda no está reñido con los grados que estén cayendo sobre ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *